Sigaus ha cumplido en 2016 con los objetivos ecológicos que establece la Ley, recogiendo 121.000 toneladas de aceite industrial usado, valorizando el 100% de las mismas y convirtiendo en nuevos aceites un 73% de esta cantidad, un 8% más que el exigido por la legislación. El resto del residuo recogido se ha destinado a la producción de combustible industrial.

Las medidas de prevención y comunicación impulsadas por Sigaus el pasado año se han recogido en un vídeo. Un total de 20 nuevas compañías se ha unido al sistema en los últimos doce meses, alcanzando las 216 empresas adheridas, además de ampliar su red de empresas gestoras, con 158 recogedores y 38 tratadores.

Sigaus, que cumple diez años desde su creación, siempre ha ido más allá de sus obligaciones con el objetivo de aportar verdadero valor añadido tanto a sus empresas adheridas como a la sociedad en su conjunto.