El Juzgado de Instrucción nº 1 de Torremolinos (Málaga) ha apreciado indicios de criminalidad en la conducta del responsable de una página web a través de la cual se comercializaban equipos de diagnosis Autocom y su software pirata correspondiente, y en la que, además, se ofertaban cursos de uso de dichos equipos en sus instalaciones. En consecuencia, el Juzgado ha decretado la apertura de Juicio Oral por un presunto delito contra la propiedad industrial e intelectual.

Tras numerosas investigaciones a través de CAPA, Comisión Antipiratería para el Automóvil, y del Grupo de Investigación de Málaga (Comisaría Distrito Oeste), se procedió a la entrada y registro del taller y del vehículo del investigado, interviniéndose cinco equipos de diagnosis, dos carcasas de equipos de diagnosis, 22 CDs, así como ordenadores portátiles, discos duros, albaranes y documentación contable.

El investigado habría vendido equipos de diagnosis y software fraudulento a numerosos particulares y talleres, y habría impartido cursos para el uso de dichos equipos, obteniendo importantes beneficios, informa CAPA en un comunicado.

El Ministerio Fiscal ha acusado al investigado por la comisión de sendos delitos contra la Propiedad Industrial e Intelectual, así como un delito de publicidad engañosa y otro delito de estafa. En concreto, el Ministerio Fiscal pide la imposición de una pena de tres años de prisión, inhabilitación especial para la venta o comercialización de productos relacionados con la automoción, y multa dineraria.

En este mismo procedimiento, CAPA ha formulado también acusación recientemente, solicitando la pena de dos años de prisión, sanción económica y pena de inhabilitación especial para el responsable de la actividad denunciada.