Después de la compra de un vehículo y cumplidos los dos años de garantía legal estipulados por ley, más del 60% de los conductores tienen contratado un seguro de garantía mecánica por un tiempo determinado, según confirma el Grupo Red Europea. Esta cifra, sin embargo, desciende bruscamente hasta el 13,6% cuando se trata de vehículos con cinco años de antigüedad.

Para Grupo Red Europea este dato es muy relevante, pues a partir de los cinco años en adelante los vehículos empiezan a presentar un mayor número de averías y requieren más mantenimiento. Por otro lado, es sorprendente que el usuario del vehículo decida no optar por la cobertura que le ofrece un seguro de garantía mecánica, lo que revierte en un mayor gasto en reparaciones y una menor seguridad en los desplazamientos.

Para Mariano Asunción, director técnico de Grupo Red Europea, "el mantenimiento y las reparaciones del vehículo son importantes y en ningún momento deben descuidarse, pues están ligadas a la seguridad y fiabilidad de nuestro coche. Los seguros de garantía mecánica hacen hincapié en estas revisiones y ayudan a que el coche esté siempre como el primer día".

Según la misma fuente, las ventajas y los beneficios que puede el usuario conseguir tras la contratación de un seguro de garantía mecánica son, entre otras, mantener la seguridad de la garantía inicial, evitar desembolsos imprevistos: cubren los gastos de las piezas y de la mano de obra, revalorizar el coche ante una posible venta, tranquilidad en el servicio posventa con un trato personalizado o mejorar la seguridad de nuestro vehículo con las revisiones periódicas.

No hay que olvidar que los seguros de garantía mecánica sólo los pueden ofrecer los vendedores acreditados y profesionales. Ellos serán quienes asesorarán sobre la mejor de las condiciones, según nuestras necesidades, y ayudarán en todas las dudas que puedan surgir antes y durante el tiempo de la cobertura del seguro.