Los sistemas colectivos de gestión de neumáticos fuera de uso, TNU y Signus, se reunieron con el gobierno canario, el pasado 18 de abril, para firmar un acuerdo de colaboración para la recogida de neumáticos fuera de uso e intentar frenar el fraude en las islas Canarias.

La reunión de los representantes de TNU y Signus con la directora general de Protección de la Naturaleza de Canarias, Jesús María Armas, contó con un doble objetivo. Por un lado, los sistemas colectivos informaron sobre diferentes aspectos relevantes que se dan en la gestión de los neumáticos al final de su vida útil en Canarias, firmando un acuerdo de colaboración para su recogida y valorización en las islas menores de la provincia de Santa Cruz de Tenerife, a fin de cumplir con las obligaciones recogidas en las respectivas autorizaciones de una manera más optimizada, sostenible y eficaz.

En segundo lugar, se trató de concretar actuaciones de mejora, tanto en la gestión como en el control de aquellos productores que pudieran estar incumpliendo las obligaciones que les impone la actual regulación sobre la gestión de neumáticos fuera de uso. Para ello, se ha planteado recabar información de las autoridades aduaneras para conocer las cantidades de neumáticos nuevos y usados que entran en el archipiélago, así como las empresas que realizan estas importaciones procedentes de países tanto pertenecientes a la Comunidad Europea como extracomunitarios.

Para poder informar de todo, ambas entidades han planteado a la Comunidad Autónoma realizar unas jornadas de lucha contra el fraude para el segundo semestre de este año. Estas Jornadas se organizarán con la colaboración con Adine, la Asociación de Distribuidores e Importadores de Neumáticos.