El parque circulante de automóviles eléctricos podría situarse en 18.000 unidades en 2017, lo que supondría casi triplicar las cifras con las que se cerró el pasado ejercicio, según el informe 'Previsiones en el Mercado de Automóviles Eléctricos' elaborado por DBK.

 

El documento pone de manifiesto que a cierre de 2014 había 6.780 vehículos eléctricos circulando por las carreteras españolas, de los que cerca de la mitad eran turismos y todoterrenos, mientras que el 50% restante eran cuadriciclos y vehículos comerciales.

Según DBK, el pasado año se vendieron un total de 2.320 vehículos eléctricos en el mercado español, un 58,9% más, mientras que el total de postes de recarga comercializados se situó en 2.160 unidades, situando el parque de este tipo de infraestructuras en España de 7.960 unidades.

Las previsiones de evolución del parque español de vehículos eléctricos de DBK contemplan alcanzar las 9.930 unidades al cierre del presente ejercicio, un 46,8% más, al tiempo que en 2016 se espera llegar a las 13.690 unidades, una subida del 102% respecto a 2014.

El informe señala asimismo que la recuperación económica establece un marco "favorable" para el crecimiento de este tipo de vehículos sin emisiones, tanto a corto como a medio plazo, aunque apunta que su desarrollo dependerá de las iniciativas públicas de apoyo al sector, del ritmo de despegue de la infraestructura de recarga y del aumento de la autonomía de los modelos.

Recordemos que en el informe de DBK se analizan en profundidad la estructura de la oferta, la evolución reciente y el desarrollo previsto del mercado, además del posicionamiento, las estrategias y los resultados en este ámbito tanto de las principales marcas de automóviles como de los proveedores de infraestructuras de recarga, los gestores de carga y los proveedores de baterías más importantes