Realizar un mantenimiento defectuoso del vehículo puede representar un coste de más de 5.300 dólares al año (cerca de 4.000 euros), además de un incremento de las posibilidades de experimentar una avería grave, según un estudio de LeasePlan Lab, orientado a concienciar a los conductores.

El informe destaca que la realización de las revisiones recomendadas por el fabricante y las propias del automóvil "no son sólo un seguro de vida para quienes se ponen al volante, sino que también permiten un aumento de la movilidad de las flotas de las empresas y de la productividad".

Así, mediante un correcto mantenimiento se logra un menor consumo de combustible y se reducen los riesgos de sufrir una avería grave que inmovilice el vehículo en el taller.

En este sentido, el director de Marketing y Comunicación de LeasePlan, David Henche, indicó que no hacer las revisiones recomendadas aumenta "claramente" las opciones de experimentar un fallo grave en el coche.

"Esto, sin duda, repercute directamente en la productividad y en más costes producidos por la inmovilización, el tiempo extra de vehículo de sustitución,...", agregó.

Entre los consejos de LeasePlan se encuentran revisar los niveles de forma periódica, la suspensión, las correas de distribución y el sistema de frenado. También alejar la batería de temperaturas extremas, cuidar los neumáticos, comprobar el filtro de aceite, seguir el plan de mantenimiento, estar atento a cualquier ruido inusual o tener cuidado en no repostar un combustible equivocado.