La empresa navarra La Cabaña, dedicada al desguace de vehículos, realizará una inversión de 20 millones de euros en Vilanova del Vallès (Barcelona) y generará unos 200 empleos.

Los propietarios de la compañía quieren iniciar la actividad de forma inmediata y ya están trabajando en la redacción del proyecto ejecutivo de las naves y de la urbanización del entorno. Según las previsiones, la empresa podría comenzar la primera fase de la actividad a principios de 2014.

La implantación de la empresa generará 200 puestos de trabajo en dos fases, la primera en 2014 con 100 trabajadores y la segunda en 2015, con el mismo número de empleados.

Una de las ventajas de la actividad es que no requerirá de personal altamente cualificado, lo que permitirá que el gran grueso de la plantilla puedan ser parados del municipio.

La nueva empresa ocupará en el polígono Masferrer, dos solares de 45.000 metros cuadrados, al tiempo que el convenio pactado contempla que la empresa contratará la mayoría de la plantilla a través de la bolsa de trabajo municipal.

La implantación de la firma también supondrá la urbanización del polígono industrial Masferrer, la rehabilitación de la antigua masía Can Safont - para ubicar en ella un centro de formación relacionado con el sector del automóvil - y la construcción de una rotonda en el acceso del polígono para mejorar la movilidad.

El Ayuntamiento de Vilanova del Vallès dedicará los ingresos a la prestación de servicios municipales y a la realización de un nuevo plan de ocupación local. Los ingresos por la venta del terreno representan una quinta parte del presupuesto municipal, que ronda los cinco millones de euros.