Pistolas2012.1El operario que emplea hoy en día las pistolas aerográficas está muy informado a todos los niveles, gracias principalmente al papel desarrollado por la informática durante los últimos años. No en vano, tanto la informática como la tecnología marcan las tendencias actuales.

Al estar claramente diferenciadas entre agua y disolvente, el pintor sabe que debe utilizar dos pistolas y que cada una de ellas debe estar diseñada para un producto en concreto, reproduciendo una el color con mayor exactitud y presentando, la otra, el brillo y finura adecuados.

Las pinturas evolucionan constantemente, siguiendo los pasos de los fabricantes. Estos también exigen que el sistema de pulverización HVLP (High Volume Low Pressure, Alto Volumen Baja Presión) no se muestre tan devorador de aire como en sus primeros modelos. Este sistema, de hecho, es idóneo para la aplicación de base bicapa al agua.

Las pistolas, de la misma forma, destacan por su carácter ecológico, al generar un menor número de sustancias nocivas. El HVLP, recordemos, funciona con presiones de 2 bares de entrada y únicamente 0,7 bares en la salida por la boquilla, siempre en un tiempo reducido y a pleno rendimiento, con la consecuente reducción de niebla de pulverización.

Más ventajas e inconvenientes

La reducción de emisión de disolvente se logra por medio de productos con un alto contenido en sólidos o con la utilización de pistolas con Pistolas2012.2una alta tasa de transferencia. Las aerográficas HVLP dan una transferencia del 60-80 %, menor overspray o niebla (superando el 50 %) y disminución de VOC.

Sobresalen también por su notable desarrollo con un alto volumen de aire, pues está lanzado a una baja presión y por su mayor porcentaje de pintura aplicada en la carrocería del vehículo. Proporciona, al mismo tiempo, un ahorro del 30 % de pintura, influyendo positivamente en otros factores (enmascarado, imprimaciones, aparejos, barnices y reducción de filtros de cabina).

Su mayor inconveniente, por el contrario, es que precisan de un sistema de aplicación diferente al convencional, con un gran cambio tanto en velocidad como en distancia. “El concepto HVLP sigue siendo el mismo de siempre, el de una pistola para pintar sin grandes exigencias, sólo un gran ahorro de pintura”, asevera Iwata. No es una mala pistola, sino que se quiso introducir en un sector equivocado, aclaran.

En un primer momento se ‘vendió' el sistema HVLP como la pistola más ecológica, destinada a un mercado en el que el taller hacía el proceso de pintado con una pistola, debido a que tanto la base agua como el barniz partían del disolvente. Hace años que este pensamiento ha cambiado.

Híbridas

Los talleres que, en su momento, se mostraron poco satisfechos con el rendimiento que les brindaban las primeras HVLP optaron por las pistolas regidas por la normativa EPA, las híbridas. Otros las escogieron como alternativa más ecológica, pues estas pistolas híbridas son el resultado de unir las convencionales con las HVLP.

La normativa EPA obliga que la transferencia de producto supere el 65 %, con una presión de salida marcada por los propios fabricantes. Garantizan, de esta forma, una óptima transferencia y ahorro de material, gracias a su principal virtud, la presión de trabajo. Son, en muchos casos, más ecológicas que algunas HVLP.

Diversas firmas consideran las híbridas como las pistolas del futuro, pese a las importantes ventajas de las HVLP, ya señaladas. “Predominan las pistolas híbridas, con pasos de 1,2 y 1,3”, aseguran en Kremlin. Su funcionamiento es diferente, al no necesitar de unas instalaciones tan exigentes y contar con una técnica de pulverización similar a la de una pistola convencional.

Pistolas2012.3El pintor se siente muy a gusto con esta herramienta, por sus múltiples beneficios: ahorra pintura y mantenimiento, es cómoda (versátil, útil para pintura y barniz, manejable y sin apenas necesidad de adaptación,…), rápida y ofrece un acabado de máxima calidad. “Son las más aceptadas”, dice Iwata, por calidad y ahorro de pintura.

Mercado a la baja

Las empresas consultadas nos confirman que la larga coyuntura económica ha afectado notablemente este sector, acostumbrado años anteriores a realizar constantes presentaciones y mostrar novedades.

“Ha habido un estancamiento en las ventas, con poco crecimiento”, confiesa Kremlin, que añade, no obstante, que se han realizado acciones comerciales más agresivas, dirigidas a distribuidores y clientes para mantener las ventas.

Pese a todo, las firmas consideran que la crisis ya ha finalizado, pues nos encontramos en una nueva situación, “que no revertirá de forma rápida y que en ningún caso nos devolverá a los momentos de cuatro o cinco años atrás”.

Para Iwata, las medidas más adecuadas para contrarrestar esta situación son pensar en acciones comerciales novedosas, trabajar más y salir a la calle a buscar nuevos clientes. “La tendencia actual es el precio”, sentencian.