Durante Motortec, Autobrillante fomentó el diálogo con los visitantes gracias a tres ambientes diferenciados que ocupaban la mayor parte de la superficie del stand. El mayor impacto visual estaba en el Jaguar rojo situado en uno de los laterales, que sirvió como banco de pruebas para el lanzamiento de la gama Carbon Shield de Autoglym.

Dicha gama consta de recubrimientos específicos, eficientes y ultraduraderos que protegen las tapicerías de cuero, tela o sintéticas en el interior del vehículo, así como la pintura y los cristales en el exterior, realzando el brillo y el color del automóvil. Además de un triunfo tecnológico para Autoglym, Carbon Shield es también una oportunidad para quienes deseen abrir sus negocios al mercado del car-care prémium.

Otro foco de atención que despertó el interés de muchos visitantes fue la instalación en funcionamiento de un sistema de aspiración centralizada Hamach 5000 TQ, del fabricante holandés EMM que Autobrillante distribuye en exclusiva en España. Una instalación creada a medida para cinco lijadoras y basada en la unidad 5000 TQ, puede financiarse por unos 200 euros al mes y cuenta con una garantía de diez años.

También de Hamach estuvieron presentes en el stand de Autobrillante lijadoras y pulidoras, eléctricas o neumáticas, como las gamas Alpha, EPH y VH, equipadas con platos de lijado que se adaptan a todo tipo de exigencias. Mientras que de la marca Colad, Autobrillante mostró una representativa muestra de sus soluciones en anexos non-paint y de su porfolio de pulimentos, papeles, fibras para lijar y discos. Entre estos últimos está la gama Optimus, un abrasivo con almohadillado flexible y multifuncional, perfecto para superficies en ángulo y con bordes.

Autobrillante también dio a conocer el Programa de Productividad, una metodología que establece procedimientos de trabajo estandarizados a lo largo de todo el proceso de pintura, en los que tanto las herramientas como los consumibles están claramente definidos y tasados.

Desarrollado para adaptarse a cualquier tipología de taller, el Programa de Productividad con herramientas, consumibles y productos de EMM que promueve Autobrillante hace posible establecer un coste fijo para cada reparación, así como el control automático del coste de anexos y de la gestión de compras, la facturación de los materiales solo después de su uso, además del control continuo del proceso productivo. En consecuencia, la aplicación del Programa de Productividad de EMM conlleva para el taller una drástica reducción de sus costes de producción.

Finalmente, Autobrillante mostró en Motortec la eficiencia y rentabilidad de la gama de productos profesionales Kanor para lavaderos de automóviles, tanto automáticos como boxes de lavado a presión.