Axalta Coating Systems ha anunciado su compromiso de invertir 60 millones de dólares -unos 44 millones de euros- en Wuppertal (Alemania) para construir una fábrica de última generación que expandirá la capacidad de producción de pinturas industriales de base agua. Se espera que la producción en el nuevo centro de operaciones empiece en el primer trimestre de 2015.

El centro de producción ya es el más grande de los 35 que Axalta tiene en todo el mundo, la inversión reforzará la posición de Wuppertal y de Alemania como centro de producción de pinturas de base agua en la región de Europa, Oriente Medio y África (EMEA). Además de la fabricación de productos para el Oeste de Europa, los productos hechos en Wuppertal continuarán siendo exportados al Este de Europa, Asia y Latinoamérica.
La instalación de última generación utilizará tecnología de producción que mejorará el rendimiento, reducirá el desecho y ayudará a disminuir todavía más las emisiones de dióxido de carbono mientras satisface las crecientes necesidades de los clientes de Axalta. La producción adicional de las pinturas de base agua es una respuesta directa al creciente interés de los clientes en pinturas responsables desde el punto de vista ecológico.
La fábrica producirá pintura para algunos de los fabricantes de automóviles más grandes de Europa que son clientes de Axalta y para el mercado de repintado con las marcas Standox, Spies Hecker y Cromax.
Esta inversión da continuidad a otras anunciadas; en febrero, Axalta anunció la tercera fase de un programa de inversión de 32 millones de dólares americanos para expandir la capacidad de fabricación de base agua en Brasil. Y en enero, Axalta puso la primera piedra en la construcción de la fábrica que expande su capacidad de base agua en Shanghai para satisfacer el crecimiento de la producción de automóviles en China.