Los centros de fabricación de Axalta Coating Systems acaban de recibir la certificación de conformidad con los requisitos de la norma ISO 14001:2004. Destacar que la certificación ha sido acreditada por el registro Lloyd LRQA, es válida por tres años y se aplica a las 34 instalaciones de fabricación de Axalta de las que es propietaria mayoritaria y que producen recubrimientos líquidos y en polvo.

 

"Estamos muy orgullosos de recibir la certificación ISO otra vez y ser reconocidos por nuestros esfuerzos globales para mantener y mejorar continuamente nuestro Sistema de Gestión Medio Ambiental (EMS, por sus siglas en inglés: Environmental Management System) de múltiples emplazamientos", expresó Peter Hurd, Vicepresidente Sénior de Operaciones de Axalta.

Para el dirigente, nuestra renovada certificación es un testimonio del esfuerzo, la dedicación y el saber hacer de la gente de Axalta en todo el mundo. "Su diligencia y capacidades ayudan a proteger nuestros bienes, nuestros empleados y la comunidades en las que operamos".

La certificación ISO 14001 garantiza a los empleados, clientes y socios empresariales, así como a los organismos públicos y reguladores generales que las empresas adoptan un enfoque sistemático para la responsabilidad medio ambiental. El programa ISO 14001 permite a las organizaciones medir el impacto medioambiental de sus actividades, establecer objetivos medioambientales y poner en práctica procesos de evaluación y presentación de informes para asegurar el desempeño ambiental se mejora continuamente.

Para ser recertificado por cumplir los requisitos de la ISO 14001, Axalta se sometió a un proceso de evaluación exigente en 2014 que incluyó auditorías de terceros a 11 de sus 34 instalaciones de fabricación. Las auditorías se centraron en el cumplimiento in situ con la norma ISO 14001, además de en el cumplimiento del sistema EMS de Axalta.

Cada lugar pasa unos rigurosos procesos de evaluación que abarca una multitud de procedimientos, programas y prácticas dentro de estos cinco criterios: política ambiental, planificación, implementación y operación, control y acción correctiva y revisión por la dirección. El proceso de recertificación culminó en una auditoria integral en diciembre de 2014 por LRQA de la sede mundial de Axalta, durante la que se evaluó la eficacia del EMS global.