Cromax ha ampliado su gama de herramientas de color digitales con el nuevo espectrofotómetro ChromaVision Pro Mini, mucho más pequeño que su predecesor y que se puede manejar con una sola mano.

En opinión de Dries Van den Bergh, Brand Manager de Cromax para la región EMEA, “la verdadera innovación reside en la nueva tecnología de medición, que permite medir colores y tamaños de partícula (efecto) de una manera más rápida y precisa. El ChromaVision Pro Mini es, sencillamente, la mejor manera de ajustar el color, lo que repercute positivamente en la productividad de los talleres. Un ajuste del color más rápido y a la primera se traduce en un mayor rendimiento. Los pintores que utilizan el ChromaVision Pro Mini se benefician de un mejor flujo de trabajo en el taller, lo que les permite ahorrar tiempo”.

La pantalla táctil a color del ChromaVision Pro Mini se puede utilizar con un lápiz o de forma táctil, incluso con los guantes puestos, mientras que para las personas zurdas permite girar la orientación de la pantalla.

Por su parte, la especial tecnología de iluminación LED contribuye a una medición más precisa del color. Además, los nuevos indicadores informan al pintor, según el color, de la función que está realizando el dispositivo: la luz azul indica que se está midiendo un color, la luz verde significa que la lectura se ha realizado correctamente y la roja indica que es necesario repetir la medición.

El ChromaVision Pro Mini incluye su propia estación de carga, de modo que no es necesario conectar cables, sólo hay que colocarlo en el soporte de base cuando no se está utilizando. Para más comodidad, en la estación de carga también se guardan las placas de calibración. La conexión Wi-Fi significa que el ChromaVision Pro Mini puede enviar los datos de la medición directamente a la sala de mezclas, pero además permite llevar la estación de carga a cualquier zona del taller. Las nuevas pilas recargables internas proporcionan gran autonomía al dispositivo.

El nuevo espectrofotómetro está diseñado específicamente para trabajar en combinación con ChromaWeb, el programa de gestión del color y productos, basado en la nube, de Cromax. Según explica Van den Bergh, “si el ChromaVision Pro Mini se utiliza junto con el programa ChromaWeb y su base de datos global de fórmulas de colores, las búsquedas son más rápidas y se pueden realizar utilizando un smartphone o una tableta. Estamos convencidos de que los pintores aprecian los beneficios en torno a la productividad que aporta este formidable dúo”.