Carlos Calleja, director de Desarrollo de Groupauto Unión Ibérica, fue el encargado de impartir la última ponencia plenaria del segundo día, acerca de los efectos que la conectividad va a tener sobre el modelo de negocio de los talleres y las oportunidades de negocio que abre especialmente a los especialistas en chapa y pintura. “La hibridación y la electrificación llegarán en mayor o menor medida. Son cambios como tantos otros que hemos vivido, somos un sector que tiene que estar actualizado permanentemente. Pero el coche conectado no es un cambio más, sino un cambio radical. Los datos online en directo en el coche han llegado para quedarse. Y modifican la forma de trabajar del taller”.

Calleja explicó, además, las características de la tecnología de conectividad G-Connect, desarrollada por Groupauto Unión Ibérica diseñada a la medida de las necesidades de los talleres multimarca. Con esta tecnología y la incorporación, por ley, de la llamada de emergencia, o “e-call” a los vehículos, tras un accidente se activa un protocolo de comunicación que permite, con la información generada y transmitida telemáticamente por el coche, generar una previsión de daños y una pre-peritación automática que acelera todo el proceso de gestión del siniestro, activando a la aseguradora, al distribuidor de recambio y el taller de chapa y pintura, que se convierte en un actor indispensable en todo este entorno.