ChromaVision es el espectrofotómetro de Cromax que permite al pintor obtener un ajuste de color preciso. Los dos modelos existentes, ChromaVision Mini y ChromaVision Pro-Mini, se sustentan en el software de gestión del color ChromaWeb basado en la nube, con más de 200.000 fórmulas de color que se actualizan constantemente.

Con la finalidad de guiar a los pintores a optimizar resultados con ChromaVision Pro y ChromaVision Pro-Mini, Cromax ofrece consejos de mantenimiento y utilización:

  1. Área de medir. Para una lectura óptima, el área a medir deberá ser aquella contigua al área a reparar. Además, hay que prestar especial atención al acabado donde hacemos la lectura porque un exceso de estructura (“piel de naranja”) podría alterar la medición.
  2. Limpieza. Hay que limpiar, pulir y desengrasar la pieza antes de realizar una medición. Para ello, los profesionales deberán ayudarse siempre de una máquina pulidora y evitar pulir a mano para no generar surcos que puedan afectar negativamente la lectura.
  3. Temperatura. A la hora de la medición, la pieza deberá estar entre los 15 y 30º C para así poder obtener un resultado lo más fiable posible. Es necesario atemperar el vehículo antes de hacer la lectura.
  4. Lecturas acumuladas. Se recomienda borrar las lecturas cada 15 días o cada 250 entradas para preservar la memoria del espectro. Esto también podría ayudar a mejorar la previsión del dispositivo. Las lecturas que se borran van a quedar almacenadas en la cuenta de Color Control Centre, por lo que no será necesario tenerlas duplicadas en el espectrofotómetro.
  5. Calibración. Un espectrofotómetro bien calibrado asegurará obtener los mejores resultados en cada lectura. Para ello, lo ideal es calibrarlo al principio de cada día, o como mínimo una vez por semana.
  6. Baterías. Para un óptimo funcionamiento del aparato, se ha comprobado que es idóneo que las baterías estén cargadas al 100%. Si la pantalla empieza a parpadear al hacer una lectura, será un indicativo de que las pilas están gastadas y habrá que cambiarlas.
  7. Protección. Al final de la lectura hay que proteger adecuadamente la lente del espectrofotómetro de la zona del sensor contra el polvo con la placa magnética original. Hay que colocarlo en la estación base para tenerlo recogido y siempre con las baterías cargadas.