El Centro de Formación de Glasurit en Guadalajara recibe cada año en torno a 1.000 personas, entre las que destacan entre otros, pintores profesionales, técnicos de la marca, gerentes de taller y futuros profesionales. Con más de 30 años de historia a sus espaldas, el centro dispone de dos aulas de formación, un laboratorio de color y un completo taller con dos cabinas de pintado y un plenum, todo ello dotado de las herramientas de última tecnología para atender las necesidades formativas de todos los que pasan por allí.

La innovación tecnológica y la formación son dos de las bases fundamentales de la marca. Por ello, es importante que tanto clientes de la marca como futuros profesionales puedan conocer de primera mano dichas innovaciones y reciban formaciones específicas de cómo aplicarlas en su día a día. Así, los National Head Trainers de la marca reciben, forman y asesoran sobre las características técnicas de los productos así como de los procesos que se deben aplicar para obtener resultados perfectos.

Desde que empezó el año, alrededor de 650 personas de diferente naturaleza han pasado por el Centro. Clientes independientes, grupos de talleres marquistas, jóvenes de diferentes institutos y centros de Formación Profesional de todo el territorio nacional o incluso los propios técnicos de la marca han recibido algún tipo de formación.

Además, el Centro de Formación también ha sido la sede de diferentes concursos, como el campeonato autonómico Castilla La Mancha Skills. “En Glasurit nos preocupamos por dar formación a toda la cadena de valor del sector, por lo que aquí en nuestro centro recibimos cada semana a muchas personas de diferentes condiciones y eso es algo que nos enriquece a nosotros también y nos permite conocer de primera mano las necesidades de cada uno de ellos”, ha comentado Sergio de Pedro, National Head Trainer de Glasurit.

Este año el Centro de Formación cierra por vacaciones habiendo recibido ya a unas 650 personas y retomará la actividad en un par de semanas con nuevos cursos y visitas.