Axalta ha anunciado el color del año 2021 para automoción, ElectroLight, un tono verde-amarillento “expresivo y refrescante”, con un aspecto “audaz y contemporáneo”, que denota “estilo, energía y elegancia”. Según la compañía, el color evoca una mezcla de elementos de diseño deportivo con un rendimiento funcional, y ofrece una gran versatilidad cuando se combina con toques de color antracita de dos tonos o acabados mate sobre diferentes soluciones de movilidad.

Además, ElectroLight se ha formulado con propiedades reflectantes, por lo que este color resulta muy visible y es fácil de detectar por los sistemas LiDAR, mientras su estructura de capas y los pigmentos que contiene son fácilmente detectados por los sensores de radar (detección y localización por radio).

“En Axalta, trabajamos cada día para ofrecer productos innovadores y de vanguardia”, comenta su vicepresidente sénior, Hadi Awada. “ElectroLight es un paso adelante hacia un futuro más 'verde' para todo tipo de vehículos, incluidos los vehículos autónomos. Formulado pensando en la tecnología de detección de vehículos, ElectroLight combina la pasión por la individualización con la ciencia de los recubrimientos, dando como resultado un color funcional, expresivo y dinámico”.

Axalta ElectroLight color 2

Los vehículos totalmente autónomos están más cerca que antes de convertirse en una realidad y cada vez confiarán más en la tecnología LiDAR y Radar para ver y para interactuar con el mundo que les rodea. Desde Axalta destacan que ElectroLight cumple los estándares de seguridad de la industria y mejora el rendimiento de ambos tipos de sistemas, lo que le convierte en una opción de color destacada tanto en cuestión de tendencia como de tecnología.

Aunque el Informe global 2020 de popularidad de color en automoción de Axalta muestra que el blanco sigue siendo el color de automoción más frecuentemente comprado en todo el mundo, los consumidores cada vez se interesan más por los colores de automoción con una apariencia más personalizada y a medida. En las actuales tendencias del mercado de vehículos, el verde ha influido tanto en las paletas de color azul como de amarillo, y ha contribuido a considerar los colores desde una perspectiva más ecocéntrica. Ello es aplicable al color Sea Glass, un azul turquesa que fue el color de automoción para 2020 de Axalta, y ahora a ElectroLight, un tono verde amarillento.

Según Nancy Lockhart, responsable global de marketing de color en Axalta, “nuestro color de 2021 evoca la sostenibilidad, la felicidad y la seguridad. ElectroLight está en la vanguardia de las tendencias actuales de color y, al mismo tiempo, anticipa los nuevos avances tecnológicos. Los consumidores buscan un color rompedor y ElectroLight demuestra serlo, al mismo tiempo que aporta un enfoque progresista al estilo y el diseño automovilístico”.

Axalta trabaja activamente para seguir proporcionando "opciones de color innovadoras a los compradores de automóviles y a los talleres de pintura que están en la vanguardia del diseño, así como para crear colores conceptuales que sean beneficiosos para las superficies de los vehículos desde un punto de vista estético y funcional".