La nueva lámpara de curado ultravioleta de EMM, que se presentará durante el SEMA Show en Las Vegas (Nevada, Estados Unidos), puede emplearse para el curado UV de masillas, pinturas e imprimaciones de carrocería, tanto en amplias reparaciones como en pequeñas piezas. Estará disponible en 2020 a través de las marcas Colad y Tander.

Esta lámpara de curado rápido es una herramienta ergonómica que permite curar superficies grandes y pequeñas con la mayor rapidez. Está equipada con LEDs UV de alta intensidad y tiene una potencia de curado de más de 200 mW/cm2. Las superficies curadas están listas inmediatamente para las siguientes etapas del proceso. No es necesario pulir ni lijar.

Pensada para un manejo rápido y sencillo, su mango ergonómico de alta tecnología permite utilizarla de manera similar a una pistola de pintura. La lámpara también destaca por su ligereza, ya que equivale al peso de una pistola junto con un vaso desechable Snap Lid de 900 ml. Dispone de enchufe y puede utilizarse de forma continua durante todo el día.

Su diseño, carcasa de aluminio y una cubierta protectora reflectante, la protege contra los golpes y vibraciones. Además, está equipada con una lente de vidrio claro resistente a los disolventes, para evitar su deterioro y pérdida de potencia. Para evitar sobrecalentamientos, la lámpara de curado UV dispone de una refrigeración activa con la que aleja el flujo de aire tanto del objeto como del operario, lo que garantiza su seguridad.