Expertos en el lavado y cuidado de vehículos recuerdan que los insectos, la resina, el polen y las heces de los pájaros son los principales enemigos de la pintura del vehículo en primavera, y advierten de que la suciedad acumulada en la carrocería deteriora la pintura, afecta al propio tono de color y provoca una pérdida de brillo. Por ello, insisten en la importancia de realizar una limpieza semanal de los automóviles en esta época del año.

Desde Istobal subrayan, asimismo, la importancia de llevar las lunas de los coches bien limpias para poder garantizar una total visibilidad y no poner en riesgo la seguridad vial. Según la empresa, la limpieza de restos de resina, insectos y heces de pájaros debe realizarse lo antes posible, ya que el calor y la exposición solar aceleran el proceso de corrosión y pueden producir daños irreversibles en la pintura.

Por la dificultad de la eliminación de este tipo de rastros orgánicos y para obtener un lavado eficaz, aconsejan la limpieza en áreas de lavado especializadas, como centros de lavado, puentes o túneles de lavado. Istobal recomienda el lavado a altas presiones y espumas para ayudar a disolver la suciedad, además del uso de programas de prelavado para reblandecer las manchas con productos adecuados y eficaces para la suciedad más difícil, como los champús anti mosquitos.

Para una limpieza profesional en los boxes de lavado a presión, desde Istobal aconsejan el uso de los cepillos con programas de prelavado y de champú con agua caliente, ya que eliminan los restos de insectos y otras sustancias difíciles que hayan quedado incrustadas en lunas, cristales, retrovisores, la zona de matrícula y los bajos del coche.

También destaca las ceras para proteger la pintura del vehículo, ya que depositan una película protectora sobre la carrocería que incluso ayuda a mantener limpio el vehículo durante más tiempo, además de facilitar un secado sin gotas. Desde Istobal recuerdan que las ceras potencian el brillo y aportan mayor durabilidad de la limpieza gracias a sus propiedades hidrofugantes.

Por otro lado, Istobal indica que no es aconsejable la limpieza en seco porque podría producir daños en la pintura. Además, la empresa aclara que los túneles de lavado de última tecnología como los de Istobal son seguros para los vehículos y no producen arañazos siempre que tengan un mantenimiento adecuado. Las instalaciones de lavado incorporan controles electrónicos que garantizan una presión constante de los cepillos y sin riesgos para la pintura del vehículo, de manera que sólo se desprende la suciedad existente. Con los nuevos materiales de espuma en los cepillos, el contacto es mucho más suave, sin perder la efectividad en el lavado.

Finalmente, los expertos recomiendan no olvidar la fase de secado: desaconsejan dejar secar el coche al sol para evitar la aparición de manchas, ni secarlo con el coche en marcha para que no se adhiera nueva suciedad. En el caso de los centros de lavado, se aconseja la utilización del secador manual, un accesorio que permitirá un acabado perfecto.