La compañía GT Motive, en el marco de las VII Jornadas Innotaller, promovidas por el Gremi de Tallers de Barcelona, expuso los pilares de la gestión del taller de carrocería del futuro.

En este sentido, señalar el fuerte descenso en el número de reparaciones de carrocería durante el período 2010-2102 (39%), alcanzando la cifra de 6,2 millones de operaciones. El 92% de estas órdenes se realizan para compañías aseguradoras.

"Que a nadie le quepa la menor duda de que, en el momento en que salgamos de estos años de recesión y la actividad económica se recupere, la frecuencia de siniestros aumentará de manera importante", subrayaron los dirigentes de GT Motive.

Adelantándose a esta situación, GT Motive vislumbra una gestión de la reparación del automóvil absolutamente diferente. No se trata sólo de nuevos procesos y tecnología, sino sobre todo de un cambio conceptual, basándose en las relaciones actuales entre aseguradora y perito, pero dando mucho más protagonismo al asegurado y al taller.

Mediante esta perspectiva de futuro, el taller de carrocería debe apoyarse en estos pilares para ser un taller competitivo en este nuevo escenario:

- Gestión online del estado de la reparación: rapidez, eficiencia, comodidad y flexibilidad.

- Conexión con la aseguradora: acceso directo a las asignaciones, compartir valoraciones de daños, adaptable a cualquier tipo de flujo de trabajo, etc.

- Dispositivos móviles: compartir información de las órdenes de reparación, actualizaciones, generar tareas con los dispositivos móviles, etc.

- Solución de valoración en la nube: actualización permanente, máxima precisión, seguridad e integración con los sistemas de la compañía.

- Gestor de imágenes (fastphoto): soluciones que ahorran tiempo y potencian la precisión, reducción de errores y expedientes más completos.

- Redes sociales: para mejorar la colaboración entre todos los actores el proceso de gestión y aumentar la productividad.

- Aumentar la reputación online: disponer de plataformas capaces de gestionar  las relaciones con los clientes y prospectos, sus opiniones ponderan a la hora de recibir encargos de las aseguradoras.