Para la reparación de golpes, abolladuras o arañazos en el vehículo no sirve cualquier masilla, sino que debe cumplir ciertos requisitos relacionados con la naturaleza del material sobre el que se va a aplicar o la magnitud de la reparación. En el Blog Ruta 401 de Loctite muestran los tipos de masilla más comunes y ofrecen recomendaciones de uso para algunos de los productos más novedosos del mercado, teniendo en cuenta que la diversidad de tipologías de masillas existentes es bastante amplia.

- Masilla universal. Se le pide que adhiera de forma perfecta en todo tipo de superficies de metal, plásticos o fibra de vidrio. Además, ha de servir tanto como masilla de base para desperfectos de un cierto grosor, como masilla de acabado de máxima calidad previa al repintado de la pieza. Es el caso de Teroson UP 240, una masilla universal bicomponente formulada en base epoxi-poliéster.

- Masilla para plásticos. Para que una masilla sea efectiva en superficies plásticas debe presentar una mejor adherencia sobre estos sustratos, tener buena capacidad de relleno y ser más elástica y menos porosa que las masillas que se usan sobre metal. En concreto, Teroson UP 250 es una resina de color gris oscuro que puede ser aplicado tanto en plásticos como en fibra de vidrio, y que puede lijarse en unos 30 minutos después de su aplicación; mientras que Teroson UP 240 tiene alta capacidad de relleno y resistencia al descolgamiento.

- Masilla de fibra de vidrio. Se emplea tanto para realizar reparaciones en piezas muy diversas (salpicaderos, paneles, alerones o paragolpes) como para la personalización de vehículos. Un ejemplo de este tipo de masilla es Teroson UP 150, una versión mejorada de Teroson UP 325. De color verdoso, se puede usar para la reparación de agujeros en superficies de acero, aluminio, fibra de vidrio y superficies galvanizadas.

- Masilla de acabado de altas prestaciones. A veces es preciso utilizar una masilla de acabado ultra fino exenta de poros para reparar pequeños arañazos o para darle el acabado final a los parches previamente masillados con masillas de relleno más porosas. En estos casos, lo más recomendable es optar por una resina como Teroson UP 210, para todo tipo de superficies metálicas y en fibra de vidrio, con un tiempo de secado corto.