Standox ha mejorado aún más su programa de gestión del color basado en la web. Ahora Standowin iQ es mucho más fácil de utilizar gracias a su nueva interfaz personalizable. La ventaja es que permite mostrar sólo las funciones que son relevantes para el trabajo de los talleres.

Para un mejor funcionamiento, Standox también ha integrado la opción de cambiar sin esfuerzo entre el modo de escritorio y el de pantalla táctil. Este último asegura que los elementos y los campos para introducir información se muestren en un formato más grande, para que puedan ser fácilmente utilizados en ordenadores con pantalla táctil. Las búsquedas de fórmulas se pueden realizar tanto desde un ordenador como desde dispositivos móviles, como tabletas y smartphones. Además, permite a los usuarios enviar las fórmulas de mezcla a la balanza o a un sistema de mezcla totalmente automatizado.

Otra característica introducida es un icono de Wi-Fi que indica si el usuario está trabajando en la versión online o no. La versión online del programa Standowin iQ tiene la ventaja de que los usuarios trabajan directamente con la información del color más actualizada. Los datos se pueden guardar en la nube, protegidos por contraseña, para que no se pierdan en caso de dañarse el ordenador. Pero también se guardan en el ordenador local para estar disponibles incluso sin conexión a internet.

Si los usuarios optan por la versión local del programa, las actualizaciones se llevan a cabo en cuanto éste se conecta a Internet. De este modo, los pintores pueden estar seguros de que automáticamente tendrán acceso a las fórmulas y a la información sobre los productos de repintado más recientes, independientemente de la manera en que hayan elegido trabajar.