La Asociación de Peritos de Seguros y Comisarios de Averías (Apcas) celebró el pasado 28 de noviembre una Asamblea General Extraordinaria que tenía como fin aprobar los nuevos Estatutos, un texto que marca el itinerario de la organización de cara al futuro.

Después de muchos meses de trabajo y de haber sido presentado el texto por la Comisión Ejecutiva, en la Asamblea General fueron presentadas las enmiendas, explicadas por aquellos asociados que las propusieron. Finalmente, la Asamblea aprobó seis de ellas y nueve fueron rechazadas, mientras que dos fueron retiradas. En cuanto al Reglamento de Asambleas, se aprobaron dos enmiendas y una fue rechazada. Además, la única enmienda que se presentó para el Reglamento Disciplinario fue aprobada.

Una vez aprobados los Estatutos y los Reglamentos, el presidente de Apcas, Fernando Muñoz, manifestó sentirse “feliz” porque suponen “la modernización de la asociación y abren un espacio para que las personas trabajen”. En su opinión, los Estatutos “no dejan de ser un libro de instrucciones al que nosotros debemos ir dando forma para mejorar cada día”. De hecho, advirtió que “no están escritos en piedra”, podrán modificarse según las necesidades que vayan surgiendo a lo largo del tiempo. Con esto se demuestra que la institución “está viva”, añadió.

Igualmente, Fernando Muñoz afirmó que se persigue tener una organización “más horizontal y menos presidencialista”, con un órgano de gobierno “más poderoso” que pasa a denominarse Consejo General. Asimismo, se refirió a que parte de las necesidades que los nuevos Estatutos intentan cubrir se deben a la pretensión que tiene Apcas de ser una entidad certificadora, puesto que “no podemos tener en ninguno de nuestros textos ninguna discriminación subjetiva”.

Los Estatutos persiguen que la asociación sea una organización “de convencimiento en la que haya espacio para el debate y para las ideas”. El presidente señaló que la política que se ha llevado a cabo en este mandato es la de “escuchar” y no la de “imponer”. Está convencido de que la elaboración de los nuevos estatutos “es lo más importante que hemos hecho mi equipo y yo”, pero añadió que lo más relevante es “la forma en que las personas administren la organización en el futuro”. “Esto no está escrito, esto es cosa de todos los asociados”.