Cerca de una treintena de profesionales de la reparación de automóviles han profundizado en la adopción de la metodología Lean Six Sigma en sus negocios, compartieron experiencias y casos de éxito, a lo largo de la II Mesa Redonda Lean, organizadas por PPG Refinish los días 14 y 15 de septiembre en el hotel AC La Finca, de Pozuelo de Alarcón (Madrid). La primera de las jornadas de trabajo sirvió para analizar, y compartir, los beneficios que la adopción de la metodología Lean Six Sigma ha conseguido hasta el momento en los negocios de los participantes en la mesa redonda.

Con los propios talleres de chapa y pintura como protagonistas, y con ayuda de Ildefonso Jiménez, responsable de Formación Lean Six Sigma de PPG Refinish, los asistentes pudieron compartir experiencias en un espacio de enriquecimiento mutuo, aprender de las decisiones tomadas en los negocios de otros colegas, de sus avances, aciertos y errores, y analizar los mapas de flujos de valor generados con las acciones implementadas en cada taller.

Denominado “Quick Changeover”, el nuevo módulo formativo desarrollado se centró en la eliminación de desperdicio y en el ahorro de tiempos improductivos, gracias a una gestión eficiente de las operaciones de recarga de la cabina.

Al día siguiente, el grupo de concesionarios y talleres participantes se trasladó a las instalaciones de Select Motor, en Leganés (Madrid), para visitar su área de chapa y pintura. Ahí se aportó un enfoque práctico de cómo las decisiones Lean implementadas por la compañía se han traducido en mejoras concretas en el tiempo de ciclo y la calidad del servicio.

Para concluir, la II Mesa Redonda Lean contó con una sesión conducida por Sandrine Santiago, Master Black Belt Lean Six Sigma, en la que abordó dos aspectos principales a la hora de emprender acciones de mejora basada en la metodología Lean Six Sigma en el taller de chapa y pintura: los datos a recopilar y la elaboración de diagramas de flujo que nos permiten analizar las acciones del taller, y quién las realiza, para poder eliminar todo aquello accesorio, repetitivo, que no genera valor en el área de pintura.