Roberlo presenta las primeras novedades del año a nivel de producto que mejoran su sistema de pintura Dicrom, la gama de protectores y la línea de accesorios y herramientas para el carrocero.

En primer lugar, la compañía añade un nuevo básico en su sistema de pintura base disolvente, el DB-524 Marrón Burdeos transparente, especialmente indicado para colores rojos donde se requiere de una elevada transparencia y de subtonos que van del burdeos al magenta.

El DB-524, que no implica la salida de ninguno de los básicos que componen el sistema actualmente, se diferencia del DB-523 en dotar al color de una mayor limpieza en la cara, así como de un flop más rojo azulado y menos anaranjado. Además de las nuevas fórmulas, este nuevo básico también se presenta como una herramienta de corrección y formulación de color, aspecto muy valorado en aquellos mercados con elevada tendencia al retoque de colores.

Las nuevas fórmulas con presencia del nuevo básico DB-524 se encontrarán de manera progresiva en el software iCrom. Igualmente, se actualizarán las diferentes herramientas de color, como el póster y carta de degradados, con la introducción de este nuevo básico. La introducción de nuevos básicos conllevará, en una segunda fase, actualizaciones a nivel de cartas de color que constituyen actualmente el Crombox.

Por otro lado, Roberlo presenta Robliner, un recubrimiento poliuretánico acrílico 2K con un ratio de mezcla 3:1. Su elevada resistencia, tanto mecánica como química, lo convierten en el producto ideal para recubrir las partes visibles de remolques, camionetas 'pick up' u otras superficies visibles que pueden estar expuestas a las condiciones más exigentes, tanto físicas como ambientales.

A pesar de que su aplicación más popular y conocida es como recubrimiento para zonas visibles de pick up, su versatilidad permite que sea un producto apto para muchos otros tipos de aplicación. Sus principales características son: aspecto texturado fácilmente personalizable; alta resistencia mecánica (abrasión, rayado, impacto, etc.) y químicas (agua, aceite, etc.); protección anticorrosiva; resistencia a la intemperie y protección UV; alta dureza y flexibilidad; mejor adherencia sobre diferentes soportes; resistencia hasta 85º C en película aplicada; y repintable con sistemas Dicrom, Ucrom, Disolac y sistemas bicapa y brillo directo 2K.

Finalmente, Robmixer es una varilla de plástico para remover pintura, con un diseño en forma de S y agujeros que garantiza una mezcla homogénea de los pigmentos y minimiza el desperdicio de pintura. Además de minimizar el desperdicio de pintura, las varillas son desechables para garantizar la ausencia de contaminación de trabajos anteriores.