El uso de materiales plásticos en el automóvil ha crecido durante los últimos años de forma significativa. Este aumento es debido a las ventajas que aporta, entre las cuales destaca su bajo peso, su resistencia a la oxidación y sus opciones de ser reciclados y reutilizados, recoge Loctite en su Blog Ruta 401, que también hace hincapié en los inconvenientes que hay que tener en cuenta durante el proceso de reparación para asegurar la calidad de la reparación.

Como consecuencia del incremento en su uso, aumenta el número de piezas de este material que necesitan ser reparadas y pintadas. Por ello, la industria que fabrica y suministra pinturas dispone de una gama de productos enfocada a la reparación y el pintado de plásticos, que ofrece al taller productos que se adaptan a las características de este tipo de material, aumentando, por tanto, la calidad de la reparación.

Las pinturas específicas para plásticos tienen el mismo objetivo que cualquier pintura, es decir, restablecer las capas de revestimiento necesarias para garantizar un acabado de calidad. Se pueden clasificar del mismo modo, como pinturas de fondo y pinturas de acabado. Además, hay que prestar especial atención a la necesidad de proceder a una correcta limpieza de la superficie con productos específicos antes de aplicar cualquier producto, ya que sólo así se evitará la pérdida de adherencia.

El artículo completo se puede leer pinchando AQUÍ.