La empresa referente en productos y equipamiento non-paint para la posventa de automoción, ZAPHIRO, que distribuye, proporciona servicio técnico y de mantenimiento en España y Portugal de la gama completa de sistemas de secado y curación de pintura de IRT, incluye en su último catálogo el nuevo secador UV SpotCure del fabricante sueco, que pudo verse en funcionamiento en el stand de ZAPHIRO durante la pasada edición de Motortec y cuyas ventajas también se muestran en un nuevo vídeo promocional.

Pensado para utilizarse en talleres de chapa y pintura de todos los tamaños y especialidades, el secador manual UV SpotCure de IRT de luz ultravioleta es robusto y muy fácil de usar. Está diseñado para uso profesional y viene equipado con cuatro módulos LED de 100 W que emiten una luz visible y ultravioleta, lo que convierte a esta unidad en la solución portátil de curado UV más potente del mercado.

Gracias a su potencia y ligereza de 1,5 kg, el pintor puede mover la unidad de la misma manera que cuando pinta con una pistola. De esta manera, el secador IRT UV SpotCure puede cubrir fácilmente un área mas grande, pero con la misma calidad de curado que con un funcionamiento estático.

El secador IRT UV SpotCure, marca del prestigioso fabricante europeo Hedson Technologies distribuida por ZAPHIRO en España y Portugal, proporciona rápidamente una intensidad de luz ultravioleta superior y con la longitud de onda correcta, lo que supone un rendimiento de curado perfecto a través del espesor total de la pintura, asegurando además que los materiales de pintura UV estén curados al 100%. Asimismo, las lámparas LED del secador trabajan a temperaturas inferiores a las de las bombillas UV estándar, añadiendo así un mayor margen de seguridad en el taller.

El bajo consumo de energía y la larga vida útil de los LED del IRT UV SpotCure, superior a las 20.000 horas, supone una importante reducción de costes para el taller. Asimismo, su mínimo mantenimiento general y la eliminación de los ciclos de calentamiento, disminuyen los tiempos de inactividad de los pintores, lo que se traduce en una mayor productividad del taller, en línea con la filosofía de ZAPHIRO de proporcionar al taller soluciones eficientes a un precio competitivo.