A solicitud de la Consejería de Economía, Empleo y Competitividad de la Comunidad de Madrid, la Asociación de Talleres de Madrid (Asetra) realizó el pasado 23 de marzo una encuesta entre sus asociados para analizar el impacto real que la crisis del coronavirus está teniendo en las empresas de reparación y mantenimiento de vehículos.

La consulta ha contado con la participación global de 396 empresas miembros de Asetra. “Aunque la tabulación final se realizó con los cuestionarios llegados a nuestras oficinas hasta las 18:00 horas, se han revisado todos los documentos recibidos y se ha constatado que no difieren del resultado final global”, informa Nuria Álvarez, directora de Relaciones Institucionales y Comunicación de Asetra y Conepa.

Los resultados ya obran en poder de las autoridades competentes de la Comunidad de Madrid, que ha agradecido a Asetra y sus asociados este importante esfuerzo.

De acuerdo a los resultados globales de la encuesta, destaca que sólo permanecen abiertos el 20% de los talleres madrileños asociados a Asetra y, en consecuencia, el 80% de los negocios está cerrado. Entre las causas de este cierre se encuentran la falta de trabajo (100%), por la orden de los Cuerpos y Fuerzas de orden público (6%), falta de suministros -recambios y otros materiales- (91%), no tener medios para proteger la salud de los trabajadores (44%), bajas médicas por coronavirus/necesidad de aislamiento para el resto de los trabajadores (4%) y absentismo -”mis trabajadores no quieren trabajar por miedo a contagio”- (40%).

Respecto a la estimación de la pérdida de trabajo en relación al mismo periodo (semana) del año anterior, el 84% responde que sus pérdidas son del 100% al no haber gestionado ni una sola orden de trabajo, mientras que el 16% restante oscila entre el 65% y el 90%. Por su parte, el 71% de los talleres ha tramitado ya o está en vías de tramitación de ERTE.

Por otro lado, la consulta a los talleres que permanecen abiertos muestra que el 60% tiene menos de un tercio de trabajo respecto a las mismas fechas del año anterior, mientras que el 37,5% ha bajado aproximadamente un 50%, motivado preferentemente porque hasta la fecha había tenido trabajo pendiente. Por su parte, el 26% ha tramitado ya expedientes parciales de ERTE.

Los talleres abiertos también constatan la falta de trabajo (100%), la falta de suministros -recambios y otros materiales- (70%), no tener medios para proteger la salud de los trabajadores (22%) y absentismo -”mis trabajadores no quieren trabajar por miedo a contagio”- (3,7%). Sin embargo, no se reflejan en la encuesta bajas médicas por coronavirus en los talleres abiertos.

A la pregunta de Asetra de cuánto tiempo es viable mantener las puertas abiertas en las condiciones actuales, sólo el 13,33% mantiene un servicio de guardia para los clientes que lo necesiten. El 66,67% restante estima que tendrá que cerrar dentro de unos días.