Un estudio de OcasionPlus.com revela que el 57% de los españoles ha circulado alguna vez con la ITV caducada. Según estos datos, cuatro de cada diez (42%) afirma que ha circulado durante una o dos semanas con la inspección expirada, mientras que el 15% confiesa que ha hecho lo propio durante, al menos, un mes.

A finales de enero, la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil llevó a cabo un dispositivo especial de control de vehículos, con el objetivo de revisar el adecuado mantenimiento y puesta a punto de todos los elementos de seguridad de los automóviles (neumáticos, frenos, luces, señalización, parabrisas sin daños,...) y la Tarjeta de la ITV, a través de 30 lectores de matrícula, para comprobar si los vehículos que circulaban lo hacían van con la inspección en vigor.

Las multas a las que tendrían que hacer frente más de la mitad de los conductores españoles ascienden hasta los 500 euros. Por no hablar de tener un accidente de tráfico que, además de la infracción, inhabilitaría el seguro del vehículo, lo que provocaría que tuviera que acarrear con los gastos derivados del siniestro. Asimismo, si el suceso es provocado por un fallo que pudiera haberse detectado durante la ITV, la cuantía de la multa puede ser mayor.

Más allá de hacer la revisión del vehículo antes de llevarlo a la inspección técnica, el informe de OcasionPlus.com pone de manifiesto una falta de atención por parte de muchos conductores de la que alerta periódicamente la Dirección General de Tráfico. El 66% de los españoles no lleva el coche al taller si no es por avería y exceptuando el citado reconocimiento previo a la ITV.

Esta falta de cuidado se acentúa, aún más, en los vehículos de mayor edad. Según el último estudio de la DGT, la edad media de los coches en los que viajaban las víctimas mortales de accidentes en vías interurbanas era de 13 años.