En junio se vendieron 172.968 turismos y todo terrenos de ocasión, lo que supone un incremento del 7,92% sobre el mismo mes del año anterior, similar a los vehículos nuevos que subieron un 6,48% en el mes pasado. Desde Ancove consideran que el aumento de ventas de las unidades de segunda mano se ha concentrado nuevamente en los vehículos más antiguos, que siguen dominando el mercado, controlados en gran medida por falsos particulares.

Del total de usados vendidos en el mes, el 43,48% se registraron en la DGT como transacciones entre particulares. Un porcentaje que se elevó en junio al 62,95% en los vehículos de más de diez años y se redujo al 19,53% en los de menos de diez años, este último un mercado cubierto principalmente por comerciantes legales como concesionarios o compra-ventas.

Los vehículos más antiguos han salvado el mercado de VO de junio, pues crecieron un 16,85%, con 100.894 unidades, y concentran el 58,33% del total de las ventas de VO del mes, frente a los vehículos de menos de cinco años, 45.864 con un crecimiento más reducido del 4,16% y una cuota del 26,5%. Un mes más los vehículos entre cinco y diez años continúan cayendo por la escasez de unidades. En junio se vendieron 26.210, un 12,33% inferior al mismo mes del pasado año y una cuota de mercado del 15,15%.

Las cifras ponen de manifiesto la fuerte temporalidad del mercado de usados, aseguran desde la asociación. El nicho de unidades de menos de cinco años está nutrido especialmente por los kilómetros cero (revendidos por los concesionarios entre dos y cuatro meses en stock) y por los vehículos procedentes del 'by-back', la recompra por parte de los fabricantes al cabo de seis y ocho meses de vida en las alquiladoras. En pleno verano, las rent a car no retiran estos vehículos al mismo ritmo que en otros meses, como sucederá a partir de mediados de septiembre y octubre.

Ancove alerta, una vez más, de que “una gran mayoría de las unidades más antiguas no entran en los canales comerciales legales, como las redes oficiales de concesionarios y los compraventa, sino que son revendidos por personas que, aunque se hacen pasar por particulares, son en realidad seudoprofesionales que evitan pagar impuestos o cumplir con la obligación de garantía a la que están sujetos los comerciantes legales”.

“Es evidente que el mercado de usados está totalmente desregularizado y el Gobierno consiente un negocio paralelo de personas que se hacen pasar por particulares, cuando está demostrado que cada mes venden muchos coches con un beneficio limpio”, declara Elías Iglesias, presidente de Ancove. “Es un hecho conocido por todos los españoles que ven como diariamente hay en el parabrisas de sus coches anuncios de compra con un teléfono móvil como toda referencia. Además de una evidente competencia desleal y una pérdida de recaudación fiscal para el Estado, supone un engaño para los compradores, completamente indefensos pues la ley no les obliga a nada. En cambio, los comerciantes no sólo revisan los coches, además han de garantizarlos por ley, algo que no hacen estos falsos particulares”.

El modelo más vendido en junio volvió a ser el SEAT Ibiza, con 6.639 coches y un 12,24% de crecimiento respecto al mismo mes de 2016, aunque el segundo puesto es para el Renault Megane, con 5.421 unidades, un 6,02% más, que pasa el Volkswagen Golf, del que se vendieron en junio 5.272 usados, un 1,33% más. Por su parte, las exportaciones vuelven a crecer después de meses caídas, aunque un escaso 0,44% con 8.978 unidades, mientras que las importaciones aumentan un 16.91%, con 6.450 turismos, frente al 36,76% de mayo.