La Asociación Nacional de Comerciantes de Vehículos (Ancove) considera una buena señal los datos de matriculaciones del mes de mayo con un crecimiento del 21%, pero considera que las compras de los particulares están lastradas por las incertidumbres políticas y económicas.

La Asociación Nacional de Comerciantes de Vehículos (Ancove) considera una buena señal los datos de matriculaciones del mes de mayo que arroja un acumulado en los cinco primeros meses del 12,5%. El crecimiento del canal de particulares también muestra un buen comportamiento, al subir en mayo un 15%, aunque el acumulado todavía está en un preocupante 7,8%.

Sin embargo, en opinión de Ancove, las compras de los particulares están lastradas por las incertidumbres políticas y económicas; en lo que va de año podría haberse acumulado un 10% de ventas retenidas a la espera de que se aclare la situación política. Ancove ya mostró su preocupación a principios de año por lo que consideraba iba a ser un ejercicio relativamente plano para las ventas de vehículos nuevos, con especial incidencia en el canal de particulares. Sin embargo, en enero no se contabilizó el efecto que podría suponer en las intenciones de compra los problemas para formar un nuevo Gobierno. Después de cinco meses, y con unas nuevas Elecciones para final de mes, la incertidumbre sigue pesando en la decisión de los consumidores.

Para facilitar la decisión de compra, los partidos políticos deberían contribuir a despejar las dudas que amenazan el débil crecimiento de la economía. En este sentido, el presidente de la Asociación de Comerciantes de Vehículos solicita un esfuerzo para que tras las Elecciones se forme rápidamente Gobierno lo que exige un ejercicio de responsabilidad por parte de los principales líderes políticos.