El mercado de turismos de ocasión creció un 1,08% en el primer trimestre del año, con 454.118 unidades transferidas, después de que en marzo se vendieran 180.258, un 65% más que el mismo mes de 2020, cuando los concesionarios ya se vieron afectados por el confinamiento (desde el 14 de marzo). Sin embargo, apenas se ha compensado las fuertes caídas sufridas en los dos primeros meses del año, lo que arroja, según Ancove, un saldo decepcionante en el primer trimestre.

Por edades, el mercado sigue fraccionado, con un aumento en la demanda de los coches entre 1 y 5 años y un fuerte descenso del 49,5% en el trimestre de las unidades de menos de 12 meses, producto de la caída de un 16% de las automatriculaciones y un 40% de las ventas de empresas de alquiler. No obstante, en marzo crecen con fuerza todos los segmentos de edad, salvo los de menos de un año que caen en el mes un 2,7%.

Pero, al margen de la edad, son los coches más baratos los que siguen dominando el mercado de turismos de ocasión. Entre enero y marzo se vendieron 130.887 unidades de menos de 3.000 euros, casi el 29% del total, y otro 13% se situaron entre 3.000 y 6.000 euros.

Por canales, los compradores están optando cada vez más por los comerciantes profesionales en busca de mayores garantías. Así, las ventas de los compra-ventas crecen en el trimestre un 5,8% (frente al 1% del mercado), aunque los descensos de los kilómetros cero y unidades de menos de un año afecta a los concesionarios, cuyas ventas bajan un 5,2% respecto al trimestre del año anterior. Lo que se ha notado, según Ancove, es un fuerte repunte del canal de particulares, arrastrado por los coches más baratos, que crece casi un 5% en el trimestre.

En un análisis por motorizaciones, el diésel está recuperando posiciones en el mercado de turismos de ocasión. En el trimestre crece un 1,1%, en línea con el mercado y concentran el 60,3% de las ventas, mientras los gasolinas caen un 2,6% y acaparan el 36%. En motorizaciones menos contaminantes, crecen todas excepto los GLP, aunque siguen siendo ventas minoritarias en el mercado de ocasión. Cabe destacar los 2.080 eléctricos del trimestre (930 sólo en el mes de marzo), lo que supone doblar las ventas de un año atrás.

Por comunidades autónomas, la recuperación de las ventas de turismos de ocasión está siendo muy desigual. En el trimestre, ocho siguen en número rojos respecto al mismo periodo de 2020 y nueve ya están en positivo. El mayor incremento de ventas se produce en la Comunidad de Madrid, un 15% más que en el primer trimestre del año pasado, y el descenso más abultado está en La Rioja, con un 7,5%, y muy cerca Cataluña, un 7,3%.

Después de la presentación del nuevo Plan Moves III de ayudas al despliegue del vehículo eléctrico dotado con 400 millones de euros, desde Ancove lamentan que el Ministerio de Transición Ecológica desestime una vez más la propuesta de incluir en el Moves las unidades de segunda mano. Así, la asociación recalca que dichas unidades continúan cumpliendo con la premisa de emisión cero sin importar los años de antigüedad. Una diferencia importante con las unidades de combustión que con el paso de los años, gracias al avance tecnológico, reducen sus niveles de contaminación.

Además, Ancove indica que “el precio de los eléctricos nuevos es inaccesible para la mayoría de la población a pesar de las ayudas que, afortunadamente, aportan las administraciones públicas. Los coches de segunda mano amplían el abanico de posibles clientes interesados por la electrificación y contribuyen a difundirla entre la población”.

Igualmente, la asociación destaca que “fomentar el mercado de segunda mano ayudaría a que muchos propietarios de turismos eléctricos cambiasen de modelo al saber que su actual coche tendrá fácil salida. Se impulsaría así la compra de más coches nuevos, favoreciendo a la industria, pero también a los comerciantes”.