Los concesionarios españoles han perdido 92 millones de euros en los dos meses completos de confinamiento sólo por la depreciación de su stock de vehículos, según datos de autobiz recogidos por Sumauto. En cuanto a los siete principales mercados europeos (Alemania, Reino Unido, Francia, Italia, Países Bajos, Bélgica y España), el cierre de los concesionarios en este periodo supone unas pérdidas estimadas de hasta 1.000 millones de euros en sus valores residuales.

Ahora que estas empresas vuelven a abrir la persiana, los profesionales se encuentran con la necesidad de liberar rápidamente stock y generar liquidez para afrontar pagos prioritarios relacionados con sus pólizas de crédito y su estructura laboral, principalmente. Esto conllevará una bajada de precios de los vehículos de ocasión, sobre todo en el canal B2B, tradicionalmente empleado por los profesionales como “válvula de liquidez”, con promociones en torno al 5% sobre los precios habituales, según autobiz, experto en la tasación de vehículos.

Autobiz sumauto

Sumauto estima que estos descuentos serán un resorte temporal para conseguir 'cash' en las primeras semanas tras la vuelta a la actividad, pues, para recuperar el equilibrio entre la oferta y la demanda en los mercados de ocasión europeos, se necesitarán al menos tres años, como ya ocurriera en la crisis de 2012.

Si bien en ese momento la tasa de depreciación anual de los VO jóvenes en los mercados europeos fue del 11% anual, pasando del habitual 12% a un 17% y necesitando tres años para volver a la normalidad, ahora será del 18% anual y no alcanzará el nivel anterior a la crisis hasta previsiblemente el año 2023.

En este contexto de sobrestock, Sumauto insiste en la importancia de que el plan de ayudas de 400 millones que solicita el sector al completo para impulsar la demanda contemple también al seminuevo, pues se trata de una alternativa de movilidad joven a buen precio, máxime en un momento en el que el Gobierno recomienda el vehículo privado para los desplazamientos de forma segura. También recuerda la importancia de apoyarse en los canales online para multiplicar la visibilidad del stock y dirigir hacia los concesionarios tráfico de calidad, así como maximizar la atención al cliente vía telefónica, correo electrónico y redes sociales.