Northgate Renting Flexible ha estudiado los sectores que más usan la modalidad de renting para el desarrollo de su actividad, concluyendo que, en el último año, de septiembre de 2019 a 2020, Construcción y la Logística y Distribución son los que más renting flexible consumen.

De esta forma, casi el 14% de las empresas encuestadas pertenecen a la Construcción, seguidas por las compañías de Logística y la Distribución, que copan el 13,63% de los usuarios de renting flexible. El segmento de los Mayoristas sería el tercer colectivo que más apuesta por este tipo de movilidad, representando un 6,32%. También tienen un importante peso los fabricantes (5,1%), los servicios de mantenimiento (4,17%) y la agricultura y la ganadería (4,15%).

Respecto a los vehículos más demandados, el estudio de Northgate Renting Flexible revela que son los camiones y furgonetas, fundamentalmente por ser los de mayor capacidad y, en el caso de la Logística y Distribución, también los isotérmicos y frigoríficos.

La tendencia a apostar por el renting flexible es cada vez mayor por las ventajas que esta modalidad supone para el empresario. El pago por uso permite tener un renting activo mientras el usuario lo necesite y pararlo, sin penalizaciones ni costes añadidos, cuando el cliente no lo necesite. Según la compañía, el renting flexible evoluciona con la propia empresa, que puede gestionar su flota en función del volumen de demanda, sin plazos fijos ni permanencia y pudiendo contratarlo a partir de un mes.

Además, esta flexibilidad permite una mayor y mejor planificación del gasto, ya que la cuota mensual es fija e invariable e incluye los gastos asociados de seguros, impuestos, ITV, mantenimiento o reparación y acceso a un vehículo de sustitución inmediata.

Por otro lado, las grandes superficies son el sector que menos utilizarían el renting flexible y apostarían en su mayoría por el vehículo en propiedad, representando solo el 0,08% de los encuestados por Northgate Renting Flexible.