Crédito y Caución prevé que en 2019 se intensifique la moderación del PIB global hasta el 2,8%, cuatro décimas por debajo del valor de cierre de 2018, debido especialmente a la desaceleración de la zona euro y Estados Unidos. Las previsiones de crecimiento del PIB mundial incluidas en el último Economic Outlook de la aseguradora de crédito “muestran una desaceleración significativa en todas las regiones”.

El crecimiento previsto por la aseguradora de crédito para la zona euro en 2019 queda limitado al 1,3%, cinco décimas por debajo de 2018. La región afronta el impacto de la caída de la demanda externa, que afecta especialmente a su motor económico, Alemania. Además, Italia permanece en una leve recesión. La recuperación de ambos países sólo se puede esperar a partir de 2020, lo que podría impulsar ligeramente el crecimiento del PIB para ese año. En caso de un Brexit duro, estas estimaciones de desaceleración tendrían que ser revisadas a la baja.

El crecimiento de Estados Unidos también disminuirá en 2019, a medida que se desvanezca el impacto de los estímulos fiscales. El PIB perderá, previsiblemente, tres décimas, hasta el 2,6%. La desaceleración prevista para 2020 es más significativa: el crecimiento quedará limitado al 1,7%. El escenario base de estas previsiones no contempla una aceleración del conflicto comercial con China.

En Asia emergente, la aseguradora de crédito espera que el crecimiento del PIB se desacelere cuatro décimas hasta el 5,6% en 2019 debido a la evolución de China e India, los principales países de la región. “Esta región está más expuesta a las medidas proteccionistas de Estados Unidos y China, así como al ajuste de la Reserva Federal”, destaca Crédito y Caución.

Europa del Este también experimentará una desaceleración notable, del 3,4% al 2,7%, en gran medida, por la recesión de Turquía tras la expansión de 2018 y a la desaceleración de Rusia, que afronta importantes sanciones internacionales.

En Latinoamérica, pese a la mejor evolución de sus economías más grandes, Brasil y Argentina, el crecimiento previsto del PIB pierde siete puntos porcentuales, hasta el 0,2%, debido al colapso de la economía venezolana.