Crédito y Caución prevé que en 2019 y 2020 el sólido crecimiento económico se modere ligeramente en España. La demanda interna seguirá siendo el motor clave, apoyada por el incremento de las exportaciones, mientras que la buena evolución del consumo de los hogares se sostendrá en el aumento del empleo, el crecimiento de los salarios y los bajos tipos de interés que impulsan la inversión.

El último informe de la aseguradora de crédito estima que la tasa de desempleo disminuya en 2019 y 2020, pero continúe por encima del promedio de la eurozona. En 2018 se mantuvo la tendencia de desapalancamiento de hogares y empresas, pero aún queda mucho camino por recorrer, especialmente en el sector de la construcción y los hogares con ingresos más bajos. El sector financiero ha mejorado la calidad de sus activos, pero los niveles de impago siguen siendo altos en comparación con otros miembros de la Unión Europea

El informe muestra que el déficit presupuestario disminuya aún más en 2019 y 2020

En este contexto, Crédito y Caución prevé una mejora de las insolvencias en España, que muestran todavía el nivel más elevado de todos los mercados desarrollados frente a los valores previos a la crisis. Las quiebras corporativas registraron un fuerte repunte en España desde el inicio de la crisis hasta 2013. La tendencia, que cambió a partir de 2014, se mantendrá  en 2019, según Crédito y Caución.

La previsión es que la disminución de las insolvencias se sitúe en el entorno del 5%. No obstante, las insolvencias empresariales seguirán por encima de los 5.300 casos, una cifra que multiplica por cuatro los valores de 2007 y constituye un nivel inusualmente alto frente a los mercados de nuestro en entorno.