Cada vez más empresas tecnológicas y compañías automovilísticas se involucran en la creación de coches de conducción autónoma, aunque, pese a los avances y los primeros modelos, muchos conductores aún se muestran reticentes ante esta innovación. Según un estudio realizado por Direct Seguros, el 28% de los españoles considera que los coches autónomos siguen siendo una utopía.

Además, dejar a los coches conducirse solos es un peligro para un 53% de los encuestados y son los menores de 45 años los que más desconfían de estos vehículos (56%). Aún así, un 71% de los mayores de 45 reconoce que su generación ya no conocerá el despliegue de esta tecnología en las carreteras. Sin embargo, el estudio muestra que un 31% de los encuestados considera que la automatización de la conducción reducirá drásticamente la siniestralidad.

“El coche autónomo va a ser una revolución para el sector asegurador por la reducción de la siniestralidad”, asegura José Manuel Villar, director de Siniestros de Direct Seguros. “Ahora todo depende de la pericia del conductor, pero una máquina bien desarrollada reducirá los accidentes y su gravedad”, añade Villar, quien recuerda que el “85% de los siniestros se producen actualmente por un error humano”.

La encuesta de Direct destaca que el 49% de los conductores considera que el coche autónomo acabará con los errores humanos al volante, siendo las mujeres (51% de los casos) las que consideran esta posibilidad más factible.