Esta es una de las conclusiones del informe “De la precrisis a la postcrisis: así ha cambiado el VO entre 2007 y 2017”, hecho público por la plataforma AutoScout24 con motivo del Salón del Vehículo de Ocasión de Madrid, que se celebra en fema entre los días 19 y 28 de mayo.

El estudio destaca que si bien en la última década los compradores de VO siguen buscando coches de alta gama a precios más asequibles, la economía de muchas familias obliga a que el usado de hoy sea más antiguo y con mayor kilometraje que el de hace diez años.

Así, si en 2007 los modelos de más de diez años en el mercado de VO apenas suponían el 28% del total, hoy representan más de la mitad. No es de extrañar entonces que si ayer el usado tenía una media de cinco años y 75.000 kilómetros, hoy sobrepasen los siete años, habiendo rodado un 25% más, hasta alcanzar un promedio de 100.000 kilómetros.

Más asequibles y seguros

En estos diez años también los precios han sufrido cambios y todavía arrastran el desplome de los valores residuales de hasta 3.000 euros de aquel fatídico 2008. De esta forma, si antes del estallido de la crisis, los compradores pagaban de media 15.000 euros por su usado, en 2017 invierten un 6% menos: alrededor de 14.300 euros.

La practicidad que domina actualmente la decisión de compra también lleva a los conductores a cambiar sus preferencias por el color. De esta forma si hace diez años buscaban el status del plata, hoy se dejan llevar por el más barato blanco.

Por último, los datos de AutoScout24 sí muestran una llamativa evolución en cuanto a equipamiento de seguridad, que responde en gran medida a una legislación también más estricta en esta última década para reducir la siniestralidad. Por ejemplo, si en 2007 el equipamiento manos libres era residual, hoy es un elemento que pocos pasan por alto. Solo en los últimos cuatro años su presencia se ha triplicado en los modelos de ocasión.

Lo mismo ocurre con el sistema isofix para la instalación de los asientos infantiles, ya que cuando en 2014 se hizo obligatorio lo tenían apenas un 6% de los usados, hoy está presente en el 40% del total.