El mercado de VO ha registrado unas ventas de 184.370 vehículos de segunda mano en abril, una caída del 4% respecto al mismo mes de 2018. Los turismos decrecen un 3,5% (158.235) y los comerciales ligeros (LCV), un -7,1% (26.135), según los datos de la Asociación Nacional de Comerciantes de Vehículos (Ancove).

En el primer cuatrimestre se han transferidos 767.898 vehículos, lo que supone un 1,7% más sobre el mismo periodo de 2018. Los turismos suben 1,8%, con 659.281 unidades, y las furgonetas suben un escaso 0,6% en el año, con 108.617 unidades.

“El mercado de Vehículos de ocasión, tanto en el caso de los turismos como muy especialmente el de furgonetas, está dando muestras claras de desaceleración. Desde Ancove señalamos que un frenazo en el VO repercutiría en el mercado de vehículos nuevos, pues la mayoría de los compradores entregan el coche a cambio. Si no pueden darle salida o los precios son muy bajos, se desincentivará la compra de los nuevos. Además, la mayoría de las unidades que provienen de los particulares son diésel, agravando el problema por lo que en los próximos meses nos tememos que las ventas de los usados vayan a menos si no se reactiva el mercado de VO con ayudas al achatarramiento”, declara Elías Iglesias, presidente de Ancove.

Ancove redujo en abril sus previsiones para el conjunto del año a un 1,5%, en línea con lo registrado en el primer cuatrimestre

En un análisis por motorizaciones, el mercado de turismos de ocasión el diésel sigue perdiendo peso al bajar un 4,7% respecto a abril de 2018, aunque es mayoritario, con una cuota el 63,84% del total de las ventas, algo superior al peso al que obtuvo en las ventas de VO de marzo, un 62,7%. El mes pasado se vendieron 101.014 unidades de este combustible y 55.065 turismos de gasolina, que caen un 2,8% en el mes. En el acumulado del año, el diésel ya se coloca en números rojos, con un leve descenso del 0,4% (417.246 turismos) en el primer cuatrimestre frente al incremento del 4,9% en la gasolina (233.560 turismos). En las motorizaciones alternativas, el mayor peso recae en los híbridos de gasolina, alcanzando los 1.421 turismos de ocasión en el mes, un 52,8% más.

Por comunidades autónomas, las ventas de turismos de ocasión cayeron en abril en todas con excepción de Castilla-La Mancha -donde crecieron un 7,2% respecto a abril del año pasado-, Cataluña (3,1%), Comunidad de Madrid (8,6%) y País Vasco (0,6%). En la parte de las caídas, Asturias continúa con la racha de descendente al caer un 14,4% en abril y sumar una bajada anual del 6,3%, la más alta dentro de las comunidades autónomas, mientras que la Región de Murcia y La Rioja disminuyeron un 13,8% y un 11,6%, respectivamente.

Respecto a la edad de los turismos de segunda mano transferidos el pasado abril, un total de 95.521 pasó de diez años, el 60,37% del total. Las matriculaciones tácticas, que incluyen los kilómetros cero y las autocompras de los concesionarios, repuntan un 3% con 10.958 turismos, el 6,93% del total de las ventas del mercado de turismos de ocasión. En el acumulado del año, las matriculaciones tácticas en turismos suman 42.387 unidades, un incremento del 4,2% y un peso del 6,43% del mercado de VO.