La encuesta de MotorK se ha hecho con una muestra de 50.000 solicitudes de presupuesto que los españoles han realizado entre enero y noviembre de 2018 para conocer cuál es el vehículo que se adecúa a sus necesidades y presupuesto. A nivel nacional, el mayor porcentaje de búsquedas, un 39,9%, se concentra en torno a los vehículos cuyo precio oscila entre los 20.000 y 30.000 euros, seguido muy de cerca por el 38,9% de españoles que se han interesado por coches de entre 10.000 y 20.000 euros.

Por su parte, un 4,8% se interesa en vehículos con un importe inferior a 10.000 euros, mientras que un 11,3% hace referencia a los que se encuentran entre los 30.000 y 40.000 euros, y un 2,2% de los españoles ha realizado búsquedas con coches que superan los 50.000 euros.

Por comunidades, País Vasco es la región que más presupuesto dedica a la compra de un vehículo nuevo cuya cantidad asciende a 25.200 euros. En el lado opuesto, los canarios son los que menos invierten en esta operación a la que destinan 19.350 euros. Castilla y León y La Rioja, con una partida de 24.600 y 23.950 euros, respectivamente, completan los tres primeros puestos de las regiones que más dinero invierten en la compra de un coche nuevo. En la parte baja de la tabla, Islas Baleares y Asturias gastan el mismo importe, 20.600 euros.

"Los datos resultantes de la encuesta nos permiten obtener una imagen bastante clara del proceso de selección y compra de un nuevo automóvil”, explica Gazali Rey, directora de ventas de DriveK, quien reconoce que el configurador es el punto de partida para comprender a qué vehículo pueden aspirar los españoles con su presupuesto. “Las fases sucesivas, en las que entran en juego los concesionarios, las ofertas de las marcas y las posibles financiaciones, podrían cambiar la elección inicial y, en muchos casos, reducirán el precio final del vehículo adquirido”.