La facturación en España de los fabricantes de automóviles que operan en el país, asociados de ANFAC, ascendió a 69.500 millones de euros en 2019, un 9% más respecto al año anterior, tal y como recoge el Informe Anual 2019 de la Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones. Este dato es “muy positivo” según la patronal, “teniendo en cuenta que el año pasado se caracterizó por la incertidumbre en los mercados”.

La memoria estadística de la asociación refleja que la recaudación fiscal de la automoción se incrementó el año pasado un 3%, hasta los 30.888 millones de euros, mientras que la inversión de estas empresas en nuestro país ascendió a 2.700 millones. Esta cifra es superior a la media de inversión de los últimos seis años (alrededor de 2.000 millones) y supone que, en los últimos siete años, las marcas de automoción han invertido en España, en la transformación de sus fábricas y establecimientos cerca de 16.000 millones de euros.

En cuanto al empleo, el sector de la automoción en España genera el 9% sobre la población activa, destacando ANFAC que un empleo en automoción genera ocho empleos en el conjunto de la economía. Las fábricas de automóviles dan empleo a más de 66.000 personas, aunque el sector, a nivel global en nuestro país, cuenta con más de 1,9 millones de empleados de forma directa e indirecta.

Por primera vez, se produjeron en España vehículos de todas las tecnologías de propulsión disponibles en el mercado

El informe estrena un nuevo capítulo dedicado exclusivamente a la Electro-Movilidad, en el que se destaca que, por primera vez, las fábricas españolas produjeron vehículos de todas las tecnologías de propulsión disponibles en el mercado: gasolina, diésel, gas natural, gas licuado, híbrido convencional, híbrido enchufable y eléctrico puro. Las previsiones para este año son positivas, según ANFAC, dado que las factorías pasarán de operar ocho líneas de producción de vehículos alternativos hasta 16 modelos electrificados en total en producción en los próximos dos años, nuevos modelos que ampliarán la cartera de producto disponible en el conjunto de las tecnologías.

El capítulo de la Electro-Movilidad también recoge los datos del nuevo Barómetro de la Electro-Movilidad puesto en marcha en 2019 y que pretende hacer un seguimiento del desarrollo de la movilidad eléctrica en España, tanto desde el punto de vista del vehículo como de las infraestructuras de recarga. Este índice, que se actualiza cada trimestre, deja patente que España está a la cola de Europa tanto en integración de automóviles híbridos enchufables y eléctricos puros en las matriculaciones nuevas, como en instalación de puntos de recarga.

José López Tafall director general ANFAC

Durante la presentación del informe, José López-Tafall, director general de ANFAC, explicó que “con 7.607 puntos de recarga, de los que un mínimo porcentaje son de recarga rápida, estamos muy lejos de alcanzar el objetivo de 110.000 puntos en 2025 y 340.000 en 2030, necesarios para cumplir nuestros objetivos de descarbonización del parque. Esperamos que la reciente declaración de utilidad pública de las infraestructuras de recarga rápida sirva de acicate para una mayor instalación”.