Apcas ha realizado una encuesta entre sus asociados, entre los días 30 de marzo y 8 de abril, para conocer de primera mano el impacto de la pandemia en la actividad pericial aseguradora. Ha sido respondida por casi el 16% de los asociados, “lo que da un resultado muy ajustado a la realidad del conjunto del sector”, indican desde la asociación.

Tras el estudio de las respuestas recibidas, Apcas constata que “esta crisis ha afectado económicamente de forma muy grave al conjunto de la profesión”, con un impacto en el negocio del 90% hasta en el 43% de los peritos y gabinetes de IRD; del 54% de los de VA; y hasta del 100% en el 14% de los casos de los de IRD y del 19% en los de VA. A esto se añade que los encuestados tienen mayoritariamente (94%) su único ingreso en la pericia aseguradora.

Como contrapartida, el sector muestra una importante disposición a reanudar la actividad, con un tiempo de respuesta menor de una semana en el 51% de los casos.

En otros aspectos consultados, los peritos de seguros declaran tener resueltas cuestiones como la gestión administrativa (41%), sus relaciones con sus clientes (39%) y con los proveedores (45%), así como la gestión de calidad (38%). Pero, sobre todo, declaran estar preparados con infraestructuras tecnológicas adecuadas (58%).

Igualmente, los datos que reflejan la encuesta muestran que son más del 50% los que no están preparados o parcialmente preparados para afrontar con garantías la continuidad de su negocio.

Por otro lado, Apcas anuncia que, en pocos días, lanzará una segunda encuesta del Observatorio de la Pericia para conocer el impacto de la pandemia en los negocios periciales y la comparativa con el anterior estudio. El objetivo es continuar con su labor de asesoramiento y consulta en favor de los peritos de seguros y del mercado asegurador en general.