Las ventas de Vehículos de Combustible Alternativo (AFV) podrían alcanzar los once millones de unidades en toda China, India, Japón, Estados Unidos y Europa en el año 2023, de acuerdo con LMC Automotive, socio de JATO en previsión de datos. Así, este tipo de vehículos relativamente joven podría convertirse en una de las fuentes más importantes de crecimiento para la industria del automóvil en la próxima década.

A pesar de partir de una base baja, las nuevas tecnologías, un creciente sentido de la responsabilidad de los consumidores por el medio ambiente y los problemas de reputación que sufre el diésel están dando un impulso positivo a las ventas de vehículos híbridos y eléctricos; de hecho, los últimos datos de LMC Automotive indica que la demanda mundial ha crecido un 22,8% durante los primeros ocho meses de este año, el porcentaje más alto de aumento de todos los tipos de combustible disponibles en el mercado.

Incluso la caída global de los precios del petróleo no ha contenido la demanda, y los objetivos establecidos por los fabricantes y los gobiernos sugieren que este crecimiento se acelerará en los próximos diez años. Sólo el Grupo Volkswagen espera vender entre dos y tres millones de vehículos eléctricos en el año 2025 a través de 30 nuevos modelos.