Junio y julio han sido los primeros meses del año en curso en los que ha crecido el saldo de la balanza comercial de vehículos, superando los 1.600 millones de euros en ambos meses. En concreto, junio cerro el saldo comercial positivo, con un crecimiento del 10% respecto del mismo mes del año anterior y en Julio obtuvo un saldo un 33% superior al de julio de 2018. Se exportaron vehículos por valor de 3.200 millones de euros, un 9% más mientras que las importaciones cayeron un 8%, hasta los 1.584 millones.

En el conjunto del año, el saldo comercial roza los 9.000 millones de euros, con una caída del 9% respecto del mismo periodo del año anterior y un volumen de exportación de más de 22.000 millones de euros.

Anfac hace públicos estos datos dentro de su Análisis del Sector de la Automoción en el Comercio Exterior de España, un ejercicio que trata de tomar el pulso al sector en el conjunto de la balanza comercial española. De este modo, Anfac quiere hacer hincapié en el peso específico de esta industria dentro del comercio exterior español y su desarrollo dentro de un entorno internacional lleno de incertidumbres, por las guerras comerciales entre bloques, y la situación económica mundial y en los países europeos.

Tomando el sector de automoción en su conjunto, vehículos y componentes, julio ha sido el tercer mes del año en curso en el que ha crecido el saldo del sector de la automoción, tras mayo y junio, superando los 1.000 millones de euros. Junio cerró con 1.044 millones de euros de saldo comercial positivo, con un crecimiento del 32,4% respecto del mismo mes del año anterior. Julio obtuvo un saldo de 1.003 millones de euros, un 59% más que en el mismo periodo de 2018. En concreto, en el séptimo mes del año en curso, las exportaciones cerraron con crecimiento por primera vez en 2019, hasta los 4.171 millones de euros, un 6,6% más.

Pese al mejor dato en cuanto a saldo comercial, las cifras del conjunto del año sí apuntan a una contracción del conjunto del sector. Las exportaciones totales cayeron un 4,4%, rozando los 30.000 millones (29.539 millones de euros) mientras que las importaciones también cayeron un 4%, hasta los 24.413 millones. En total, el saldo se queda en 5.126 millones, un 6,4% menos que en el mismo periodo del año anterior.

Por sectores económicos, durante el mes de julio el sector de la automoción fue el que más saldo positivo aportó, con 1.003 millones, por delante incluso del sector de alimentación, que obtuvo un saldo positivo de 978 millones de euros. Además, fue el segundo sector por valor de sus exportaciones, solo por detrás de Bienes de Equipo (5.571 millones de euros). En el acumulado, se mantiene en positivo, con 5.126 millones de euros, por detrás de alimentación, pero por delante de semimanufacturas no químicas.

Las exportaciones de vehículos españoles se dirigen fundamentalmente a la Unión Europea, con nueve de los 10 principales países destino. Únicamente EEUU entra en el Top-10 como noveno destino y con unas exportaciones por valor de 448 millones de euros en lo que va de año. El Top-3 lo componen Alemania (4.734 millones de euros), Francia (4.019 millones de euros) y Reino Unido (3.035 millones de euros), que entre los 3 representan un 53,2% del total de las exportaciones de vehículos. En cuanto a las importaciones de vehículos, además de los principales productores europeos como Alemania o Francia, también se reciben importaciones de países como Japón o Turquía.