Los siniestros viales en España representaron en 2018 un 13,4% del total de los accidentes laborales, lo que significó un incremento del 5% respecto a 2017. Sin embargo, la mortalidad en los accidentes viales laborales supuso el 45% de la habida en la totalidad de los accidentes laborales, con un crecimiento del 10% en un año.

Ante esta situación, Asepeyo y Fundación CNAE han creado el I Observatorio de la siniestralidad vial laboral de España, que nace con el fin de concienciar a las empresas y a los trabajadores de la magnitud del problema y de la necesidad de adoptar planes específicos en el ámbito laboral.

En la actualidad, la duración media de las bajas por accidente laboral de tráfico es 7,4 días más larga que la del resto de accidentes laborales. Respecto a la edad, el mayor índice de incidencia se sitúa en el tramo de 16 a 29 años, tanto en accidentes en jornada como 'in itinere'.

Con relación al día de la semana en que se producen, el lunes es el que registra más accidentes 'in itinere' y el viernes en misión (durante la jornada laboral). El estudio también refleja que el sector de actividad económica con mayor tasa de incidencia es la hostelería, y el de menor, la educación.

Las regiones que padecen más accidentes de tráfico laborales son Baleares, Andalucía, Cataluña y Madrid, mientras que las que menos son La Rioja, Extremadura y Castilla y León.

Por otro lado, Asepeyo y Fundación CNAE han presentado los resultados de una encuesta sobre movilidad y seguridad vial laboral, cuyo objetivo era conocer la realidad empresarial en materia de seguridad vial laboral. Según los datos extraídos, el 40% de las firmas no disponen de un plan de movilidad y menos de la mitad hacen formación vía laboral, limitándose a acciones informativas (trípticos, correos, vídeos, infografías, etc.), y dejando de lado iniciativas de eficacia contrastada en la reducción de accidentes, como son las charlas de concienciación, los cursos de conducción, las actividades con simuladores, etc.

Según Constantino Perea, director territorial de Asepeyo, “el balance de los fallecidos en accidentes de tráfico laborales requiere medidas urgentes que reduzcan la siniestralidad vial. Los accidentes de tráfico son una de las causas más importantes de accidentes en el trabajo; de ahí, que la Mutua destine un 20% del importe total de los pagos por incapacidad permanente”.