Las matriculaciones de turismos y todoterrenos crecieron un 18,3% hasta las 81.751 unidades en septiembre, con un día laborable más respecto al mismo periodo del año pasado. Esta subida compensa en cierto modo la disminución de las ventas que empezó a apreciarse en septiembre de 2018, cuando las entregas cayeron un 17% por el efecto de adelantamiento de las compras de la entrada en vigor del WLTP.

En los primeros nueve meses del año, las entregas de vehículos turismos y todoterrenos caen un 7,4%, hasta las 965.339 unidades, según datos de ANFAC, Faconauto y Ganvam.

Las ventas en el canal de particulares siguen registrando debilidad, aunque mejoran con una subida del 3,3% y 40.893 unidades (-17,7% en septiembre de 2018). En el acumulado del año, las entregas a particulares son las que más están sufriendo, con un descenso del 13% hasta las 435.917 unidades, mientras que el canal de alquiladores es el que registra un ascenso mayor en septiembre, con un 121% de crecimiento.

En el segmento de vehículos comerciales ligeros, se han matriculado 13.183 vehículos comerciales ligeros en septiembre, un 2,7% menos que en el mismo mes del año pasado. El canal de autónomos crece un 13% en el mes y el canal de empresa es el único que cae, un 14,3%. En los nueve primeros meses, la venta de estos vehículos registra un crecimiento del 2%, con 161.163 unidades.

Por otro lado, las matriculaciones de vehículos industriales, autobuses, autocares y microbuses han vuelto a reducirse un 12,5%, con 2.044 unidades. Las ventas que más caen son las de vehículos industriales pesados rígidos, con un descenso del 33,7%. En el acumulado del año, las ventas de este segmento disminuyen un 2% hasta las 19.884 unidades.

Según Noemi Navas, directora de comunicación de ANFAC, “el mes de septiembre cierra en positivo por el efecto WLTP, pero no consigue compensar la caída registrada en el mismo mes del año pasado. En septiembre de 2018, las matriculaciones cayeron un 17%, con un 17,7% de caída en el canal de particulares, que sólo crece un 1% este mes pasado. En este caso, la ligera recuperación de volúmenes corresponde a las empresas y alquiladoras, que consiguen equiparar un nivel similar de entregas a las del año pasado y amortiguan los descensos que llevamos registrando los últimos 12 meses. Los particulares siguen a la baja, con caídas de doble dígito y sólo un plan de choque decidido, que fomente la renovación del parque, logrará revertir esta tendencia”.

Por su parte, Raúl Morales, director de Comunicación de Faconauto, indica que "contábamos con el crecimiento de las matriculaciones en septiembre porque estamos comparando con septiembre del año pasado, cuando el mercado de la automoción marcó su punto de inflexión y empezó a caer tras la entrada en vigor del nuevo protocolo de medición de emisiones WLTP. Estos vaivenes de las ventas de coches en los dos últimos meses no pueden impedirnos ver la realidad del mercado que, bajo nuestro punto de vista, se va a mover finalmente en cifras parecidas a las del año pasado, salvo en el canal de particulares, que caerá un 10% tras haber sufrido a lo largo de todo el ejercicio la incertidumbre política, normativa y del consumidor. Debemos, en cualquier caso, ser optimistas de cara al último trimestre del año porque esperamos que se movilicen los compradores animados por las ofertas y por los kilómetros 0 que acumulan los concesionarios".

Para la directora de Comunicación de Ganvam, Tania Puche, “tenemos que coger estos datos con pinzas porque, a pesar de que marcan signo positivo, no estamos ante una recuperación real del mercado. Hay que tener en cuenta que estamos viviendo la resaca de la entrada en vigor, justo en septiembre del año pasado, de la nueva normativa de emisiones WLTP y esto está distorsionando el mercado. Concretamente, en septiembre de 2018 se registró un número atípicamente bajo de matriculaciones como consecuencia de que se adelantaron las compras, aprovechando los grandes descuentos que las redes de distribución ofrecieron para dar salida al stock sin homologar. De hecho, si comparamos con septiembre de un año antes, donde se matricularon más de 83.000 unidades de turismos, la variación sale negativa. Es más, si nos fijamos en el canal de particulares estamos viendo un mercado claramente debilitado que, aunque ha conseguido invertir la tendencia en los últimos días de mes, a día 20 caída más de un 8% y acumula más de un 12% de bajada en lo que va de año. Esto significa que hace falta un plan firme de estímulo que dinamice la demanda e impulse el cambio de coche o de lo contrario, a cierre de 2019 las matriculaciones caerán por encima del 5%”.