La relación entre vehículo usado (VO) y vehículo nuevo (VN) en los últimos doce meses se sitúa en 1,7 ventas de VO por cada VN, relación estabilizada desde 2015, según el avance estimado de Ideauto para Ganvam (datos recogidos a fecha 31 de diciembre de 2018 sensibles de sufrir ajustes).

Por tramos de edad, los turismos de menos de tres años representaron el 22,5% del total del mercado de VO, aumentando un 3% su relación con los datos de 2017. Los vehículos de entre tres y cinco años ocuparon el 7,7% del conjunto, un punto más que en el total del año anterior. El tramo de cinco a diez años de antigüedad obtuvo una cuota del 12,8%, un 2,7% menos que en el ejercicio anterior. Finalmente, los de más de diez años supusieron el 57% de las ventas de VO y su cuota se redujo un 1,4% respecto a 2017.

Atendiendo tanto a la naturaleza del vendedor como del comprador, el 55,9% de las operaciones del mercado de turismos VO de 2018 ha sido realizada entre particulares, lo que representa un 3,6% menos que en 2017, así como un 5,4% y 6,8% también menos que en 2016 y 2015, respectivamente. Las ventas realizadas por profesionales (concesionarios, vendedores independientes, empresas de alquiler, etc.) cierran 2018 obteniendo un crecimiento del 18,9% respecto a 2017.

Todas las comunidades autónomas mostraron un crecimiento en sus ventas de VO de turismos y todoterrenos a excepción de las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla, que conjuntamente presentaron un ligero descenso del 0,7% con respecto a 2017. Los incrementos más elevados se obtuvieron en Madrid (15,2%), Cataluña (12,4%) y Castilla-La Mancha (10,5%).

Según la directora general de Ganvam, Ana Sánchez, “estos datos confirman la tendencia creciente de un mercado de VO en el que las ventas de los vehículos con menos de cinco años crece a buen ritmo en detrimento de las ventas de vehículos más antiguos, reintroduciendo así al parque circulante modelos más seguros y eficientes. Aun así, la cuota que representan las ventas de vehículos con más de diez años de antigüedad sobre el total de ventas sigue siendo muy superior a lo que debería, superando el 55%”.

Ana Sánchez añade que “las cifras demuestran que cada vez son más los vehículos de VO que se venden a través del canal profesional, indicador de garantía para el comprador que busca una opción de compra más fiable, siendo 2018 el tercer año consecutivo en el que las ventas de VO entre particulares cierra con datos negativos de crecimiento”.