Las transferencias de vehículos usados han disminuido un 4,2% en el mes de agosto, alcanzando un total de 141.458 unidades, según datos de la consultora MSI para Faconauto. En el acumulado del año, las ventas caen un 0,5% respecto al mismo periodo del ejercicio anterior, hasta las 1.323.352 unidades.

Con este dato, la previsión para el cierre de año se mantiene en 2,1 millones de ventas, lo que supondría una caída del 0,1%.

Agosto continúa la línea de los meses anteriores, en la que el protagonismo del mercado de segunda mano recae especialmente en los modelos del segmento de entre 0 y 5 años, que han aumentado sus transferencias en un 15,3% en los vehículos de 3 a 5 años, y un 1,9% en los de 3 a 5 años.

Por el contrario, los vehículos de ocasión de entre 6 y 10 años han visto caer sus ventas: un 7,1% en aquellos de entre 6 y 10 años, y un 7,9% en los de más de una década. De esta forma, se retoma la racha negativa que arrastraban desde hace muchos meses pero que se vio frenada en el mes de julio.

Los concesionarios han sido el canal de venta que más aumentado las transferencias de vehículos de ocasión, un 16,9% más que en agosto de 2018 y con unas ventas han supuesto el 19% del mercado con 26.903 unidades, informa Faconauto.

El combustible más demandado por los compradores de vehículos usados volvió a ser el diésel, con 63,1% del total, mientras que la gasolina acapara el 35,1% y disminuye un 3,2% con respecto al año anterior. Destaca el aumento de las ventas de vehículos eléctricos en un 65,7%, con 179 unidades transferidas en agosto.

“La situación del mercado de vehículo de ocasión sigue siendo la misma y tiene poca pinta de que vaya a cambiar, por lo menos hasta que el vehículo nuevo no cambie su tendencia de caídas, que arrastra desde hace once meses”, señala el director de Comunicación de Faconauto, Raúl Morales. “Tenemos un mercado de ocasión muy polarizado en el que el protagonismo corresponde claramente a los modelos de entre 0 y 5 años, que son los que impulsan las ventas, pero los modelos de más de 10 años no ceden terreno y continúan acaparando el 60% de todas las transferencias. No podremos hablar pues de un mercado de ocasión saneado hasta que no se aborde el problema de la renovación del parque en nuestro país”.

Por comunidades autónomas, sólo Castilla-La Mancha (12,6%), Madrid (7%), Extremadura (4,2%) y Cataluña (0,5%) han aumentado sus ventas en agosto en comparación con el mismo periodo de 2018. El resto ha sufrido una caída de las ventas, entre las que destacan las Ciudades Autónomas de Melilla (-31,2%) y Ceuta (-23,2%), Castilla y León (-11,8%) y Murcia (-10%).