El protagonismo del mercado de segunda mano sigue recayendo especialmente en los modelos del segmento de entre 0 y 5 años, que ven crecer con fuerza sus transferencias, y que ya representan el 29,4%. Así, los de 0 a 3 años han arrancado el ejercicio con un incremento del 4,1%, mientras que los de 3 a 5 han crecido un 17%.

Por su parte, las transferencias de los modelos que van de los 6 a los 10 años cayeron un 11,3%, mientras que los de más de 10 crecieron un 1%, significando el 57,1% de todos los usados comercializados. Según los datos de SMI para Faconauto, aumenta así la edad media de los coches transferidos debido a que estos modelos de más de diez años acaparan más de la mitad de las ventas de usados en enero, hasta alcanzar 90.483 unidades.

Por otro lado, los vehículos de renting son el canal que más ha crecido en enero (+18,5%), seguido del de los concesionarios (+17,4%) y capara el 22,4% de las transferencias. Las redes oficiales siguen viéndose favorecidas por la “boom” de los usados “jóvenes”, especialmente de menos de un año, procedentes de operaciones tácticas.

“El arranque de año nos ha dejado un mercado nacional de usados estancado, que parece haber tocado techo por el momento. En los próximos meses no se esperan grandes cambios ni un fuerte incremento de las transferencias, salvo en las ventas de los concesionarios oficiales, especialmente de los modelos de hasta cinco años, que seguirán creciendo debido a la gran oferta procedente de automatriculaciones y matriculaciones tácticas. Pese a esta tendencia en alza en la venta de usados 'jóvenes' continúa siendo preocupante que cerca del 60% de los usados comercializados tengan más de diez años, lo que se traduce en un mercado menos “sano” y un parque cada vez más envejecido”, ha señalado Raúl Morales, director de Comunicación de Faconauto.

Por comunidades autónomas, casi todas han visto caer sus ventas de usados en enero con Aragón a la cabeza (-9,8%), seguida de Ceuta (-9,4%), Asturias (-9.2%), Andalucía (-8,7%), Canarias (-8,1%), Castilla y León (-7%), País Vasco (-6,5%), Murcia (-6,1%), Comunidad Valenciana y Melilla (-4,8%), Navarra (-4,6%), Galicia (-4,2%), La Rioja (-3,6%), Extremadura (-3,2%), Cantabria (-1,4%) y Baleares (-1%). Por su parte, las ventas de usados han crecido en Castilla-La Mancha (+24,9%), Cataluña (+23,3%) y la Comunidad de Madrid (+18,9%).