El mercado del vehículo de ocasión bajó en España el 65,2% en mayo respecto al mismo mes del año pasado, con 72.265 unidades transferidas, lo que supone una ligera recuperación respecto a la gran caída del 88,9% de abril. El pasado mes se vendieron 61.287 turismos de segunda mano, que descienden un 65,6% sobre mayo de 2019, y 10.978 furgonetas, un 62,7% sobre 2019, según datos aportados por Ancove.

El canal de compraventas, unos 22.000 locales en España, ha vuelto a colocarse por debajo del conjunto del mercado, pues en el mes sólo vendieron 10.890 vehículos de ocasión, con un descenso del 69%, un 4% más de la medida del mercado de ocasión del mes pasado. En turismos, se repite un peor comportamiento, pues las transferencias de los compraventas cayeron el 69,3% (9.926 unidades) y en furgonetas descienden el 65,5% (964).

En los cinco primeros meses del año, después de sumar la caída de un 38% en marzo, un 88,9% de abril y el 65,2% de mayo, el mercado de ocasión desciende en España el 37,1%, con 615.070 vehículos vendidos, de los que 529.380 han sido turismos, que bajan el 36,9%, y 85.690 furgonetas, un 38,2% inferior al mismo periodo de 2019. El canal de compraventas ha transferido en lo que va de año 96.101 vehículos, un 41,1% menos que el año anterior, con 88.471 turismos, que caen el 40,9% y 7.630 furgonetas, un 42,1% de descenso.

En un análisis por motorizaciones, el mercado de turismos de ocasión siguió dominado en mayo por los turismos diésel (36.937 unidades), con el 60,26% del total de las ventas, aunque con un descenso del 67,3%, mientras que los gasolina (22.733) se reducen un 63,7% en mayo. La tercera motorización en turismos de ocasión es el Gasolina/Eléctrico, con 726 ventas (el 1,18% del total), que cae un 51,7%.

Por comunidades autónomas, las ventas de turismos de ocasión cayeron en todas siendo La Rioja la más afectada, con una caída del 81,0%, y Castilla-La Mancha la que menos sufrió, con una disminución del 53,2%.

“Desde la Asociación Nacional de Comerciantes de Vehículos damos la bienvenida a los anuncios del Gobierno de un plan integral para la recuperación de la industria del automóvil. Sin embargo, como en anteriores ocasiones, nos tememos que el Ejecutivo de Pedro Sánchez no se acuerde de los 22.000 locales de compraventas que hay en España, que dan trabajo a más de 100.000 familias, al no incluir en los planes de recuperación de la demanda el vehículo de ocasión”, declara Elías Iglesias, presidente de Ancove.

En su opinión, se trata de “unos negocios que penden de la cuerda flota, pues la mayoría son sustentados por autónomos con uno o dos trabajadores a lo sumo, que viven prácticamente al día, con una capacidad financiera muy reducida. Se trata, pues, del segmento más vulnerable de la cadena del automóvil, por lo que precisa de un plan específico para poder sobrevivir ante la fuerte caída de demanda”.