Las transferencias de vehículos usados han caído un 6,1% en el mes de noviembre hasta alcanzar las 187.183 transferencias, según datos de la consultora MSI para Faconauto. En el acumulado del año, las ventas han caído un 0,5% respecto al mismo periodo del ejercicio anterior, hasta alcanzar 1.884.173 unidades. Con este dato, la previsión para el cierre de año sube a más de dos millones de ventas, lo que supondría un final levemente más bajo, un 0,3%, que el de 2018.

En noviembre, el protagonismo del mercado de segunda mano recae en los modelos de 0 a 5 años, que han aumentado sus transferencias en un 12,1% en el caso de los vehículos de 3 a 5 años y en un 4,5% en los menores de 3 años. Por el contrario, el resto de los segmentos por edades han experimentado caídas. Los vehículos de ocasión que van de 6 a 10 años han visto bajar sus transferencias en un 9,6%, y los de más de 10, en un 2%.

En cuanto a los canales de venta, los concesionarios, con un 13,2%, y el RAC, con un 9,6%, han sido los que han aumentado respecto a noviembre del año anterior. En cuanto a los concesionarios, sus transferencias han alcanzando las 50.011 unidades.

En relación a los combustibles, los modelos más demandados por los compradores de vehículos usados han vuelto a ser los de diésel, con el 57,6% del total, pero han bajado sus transferencias en un 10,9% con respecto al mismo periodo del ejercicio anterior. Los modelos de gasolina, por su parte, acaparan el 40,3% y aumentan un 1,9% en comparación con noviembre de 2018. Destacan el incremento de las ventas de vehículos híbridos: los Diesel Mild Hybrid en un 1.575% con 201 unidades transferidas en noviembre, los Gasolina Mild Hybrid en un 403%, y los GNC con un 297,4%.

“El año ha tenido dos partes: una primera mitad donde se ha mantenido la tendencia de crecimientos, sustentada en la demanda de coches de 0 a 3 años, y una segunda en la que el vehículo usado ha sufrido altibajos, precisamente porque la oferta de esos vehículos ‘jóvenes’ ha superado a la demanda por primera vez en siete años”, explica el director de Comunicación de Faconauto, Raúl Morales. “En cualquier caso, los concesionarios han mantenido su peso en el mercado y con perspectivas muy buenas de cara a los próximos ejercicios, cuando se espera un ‘boom’ del vehículo usado de menos de cinco años, lo que nos acercará a un mercado saneado, como ocurre en otros países de Europa, que contribuirá a la renovación del parque”.

Por comunidades autónomas, sólo Castilla-La Mancha (39,5%), Madrid (10,6%) y Cataluña (9,7%) han aumentado sus ventas en noviembre en comparación con el mismo periodo de 2018. El resto ha sufrido una caída de las ventas, entre las que destacan Aragón (-19,5%), Melilla (-19,5%) y Canarias (-18,3%).